Errores que demuestran que no estás manteniendo bien tu página Web

Por Javier 2 semanas atrásSin comentarios
Inicio  /  Mantenimiento Web  /  Errores que demuestran que no estás manteniendo bien tu página Web
Errores que demuestran que no estás manteniendo bien tu página Web

Mantener tu Web actualizada es un reto del día a día que, seguramente, debes combinar con otras actividades; después de todo, tu negocio no se basa exclusivamente en una página Web.

Puedes entrar en fase de negación y decirme que tu página Web no está abandonada, que el mantenimiento está al día, pero hay señales inequívocas que pueden demostrar lo contrario.

Sí, tus páginas te delatan, y es que incluso en aspectos que pueden ser muy sutiles queda demostrado que tu sitio Web no se mantiene tan al día como debería. No te culpo, a mí también me pasa, de entre tantas páginas que administro, algunas veces las actualizaciones pueden retrasarse un poco. Como tal, que te retrases un poco no es problema, sino que no seas conscientes de que, en algún momento, debes actualizar tu sitio.

Aunque suene exagerado, existen personas y empresas que no consideran la actualización Web como una tarea importante y se dan cuenta, ya muy tarde, que su sitio ha perdido el encanto y la funcionalidad que tenía en un principio.

Veamos qué errores dejan en evidencia que tu página Web necesita actualización y mantenimiento.

Errores que demuestran que no estás manteniendo bien tu página Web

Errores de diseño

El diseño Web evoluciona, lo que está vigente ahora no es, ni de lejos, lo que solía ser el diseño Web. El paso del tiempo va dejando al diseño Web obsoleto y queda demostrado con solo visitar la página de inicio de muchas páginas web.

Mal uso (o desuso) de la tecnología vigente

¿Tu página Web aún usa animaciones en Flash? Si es así, está muy desactualizada. Ese solo fue un ejemplo, de hecho, si al visualizar tu página desde un dispositivo móvil notas que hay elementos que se salen de pantalla, probablemente necesites una actualización urgentemente.

En esos dos ejemplos te mostré el mal uso de la tecnología vigente o el desuso de ella; ambos casos son errores que deben ser corregidos. Quizá la falta de adaptación a las nuevas tendencias sea una actualización más urgente, pero que los elementos del diseño no sean responsivos también influyen negativamente en la experiencia del usuario.

Quizá solo se trate de una página Web con un aspecto bastante sencillo, como hecha por un niño, y es que si comparamos los recursos de antes con los de ahora, es cierto que antes no teníamos tanta libertad para crear páginas Web con estilos profesionales.

¿Qué debes hacer? Sin dudas, entérate de las tendencias de diseño y arma un plan para la actualización del mismo; procura que las actualizaciones Web que hagas estén orientadas el futuro del Internet.

Contenido mal organizado

El contenido mal organizado es un error frecuente que no solo te dice que tienes problemas de mantenimiento Web, sino que no le estás poniendo cariño a lo que haces. Muchas veces me ha tocado pasar por sitios Web que, incluso con contenido actualizado, tienen una estética poco atractiva que me hace pensar que el sitio ha sido abandonado.

La solución es sencilla, ponle un poco más de amor a los detalles. La arquitectura del contenido es vital para que el usuario de Internet lo consuma y lo considere útil. De hecho, muchos usuarios asignan credibilidad a la información solo por cómo se ve.

Elementos que no se muestran como deberían

Te hablo de este tema porque es distinto al mal uso, o desuso, de la tecnología actual. Puede que uses la última versión de HTML y que implementes el CSS como deberías, pero en el proceso puedes comerte errores dando las instrucciones, lo que se traduce en una diferencia entre el resultado y el diseño que querías implementar.

Esto pasa mucho cuando diseñas sin probar los cambios que has hecho. De hecho, cuando se diseña para móviles, solemos encontrar elementos que no se muestran como debería por la diferencia en el tamaño de las pantallas.

Es un problema de mantenimiento, actualización y, un poco, de inexperiencia al trabajar diseño Web.

La recomendación es que, después de que termines de ajustar el diseño, según las nuevas versiones de los lenguajes de programación o el nuevo planeamiento de la imagen, revises todas las versiones en búsqueda de posibles errores; lleva tiempo y dedicación hacerlo, pero así te aseguras de que todos tus usuarios visualizan tu sitio Web correctamente.

Errores en el contenido

Quizá, a nivel de diseño, los errores que demuestran falta de manteniendo Web no sean tan evidentes, al menos a corto plazo, con el contenido la historia es diferente. Incluso en pocos meses se puede notar que la página no ha sido actualizada a nivel de contenido y eso deja una mala impresión en el usuario.

De antemano, te recomiendo que revises qué información brindas en tu Web y que planifiques qué se debe actualizar y en qué momento.

La actualización del contenido es sumamente importante y te pongo mi experiencia para ilustrarla. Hace algún tiempo administraba un sitio Web de reservas hoteleras y los precios de las habitaciones por hotel variaban mucho entre un mes y otro. Si los precios, y la información general, no eran actualizados día a día, alguien podría reservar a un precio siendo que el precio real era otro (ya te puedes imaginar los problemas que se generarían si eso llegase a pasar).

El punto es que, el contenido es el corazón de su página Web y no puede ser descuidado.

Derecho de autor no actualizado

Este es un error típico y si se quiere poco relevante, pero habla de la falta de actualización. Si estamos en 2018 es necesario que el derecho de autor sea de este año. Para estar al día con ello, planifica hacer el cambio el primero de Enero de cada año.

Información de eventos pasados

¿Para qué le sirve, a tus usuarios, información de algo que pasó mucho tiempo atrás? Para nada, eso solo les dice que no actualizas el contenido constantemente.

Si bien es cierto que existe mucha información que es atemporal, la que no lo sea debe ser removida cuando culmine su fecha de vigencia. No solo pasa con contenido estático, muchas veces he visto banners de anuncios y promociones pasadas que aún están en las páginas Web.

Si esa información permanece en tu sitio puede llegar a confundir al usuario, eso sin mencionar que deja una mala impresión.

Blogs abandonados

Es un error mucho más común de lo que te puedes imaginar. La razón puede ser que, se ha comenzado un proyecto y se ha dejado a medias porque no se planificó el mantenimiento de ese espacio en el sitio.

Un blog debería mostrar nueva entradas periódicamente, no pondré un mínimo por mes, porque depende de cada blog, pero alguna información actualizada debe haber.

Muchos blogs tienen una o dos entradas de haces unos cuantos años atrás y, muy probablemente, esa información dada ya no se ajuste al presente.

Aquí la sugerencia es clara y contundente: si no vas a mantener tu blog actualizado, elimina esa sección.

Problemas con el enlazado

Llevar registro de qué enlaces están funcionando y cuáles no, es un trabajo de mantenimiento bastante complejo, aunque si usas algún sistema de gestión de contenido puedes instalar un plugin que te ayude a verificar el estado de estos enlaces.

No solo hablo de enlaces desde tu sitio a otros, sino de enlaces internos. Si has cambiado alguna URL en tus páginas eso deriva en enlaces rotos; eso debes revisarlo periódicamente.

Los enlaces rotos a otros sitios son difíciles de detectar, pues va a depender de la administración de ese otro sitio.

Por lo general, puedes usar herramientas que te ayuden a totalizar los enlaces que salen de tu sitio y verificar que aun lleven a páginas activas.

La versión del sistema que usas está obsoleta

Este es un error típico de los sitios que usan sistemas de gestión como WordPress. Cada cierto tiempo estos sistemas se actualizan y muchos pasan por alto instalar la actualización.

He llegado a ver casos en donde la versión de WordPress es tan antigua que incluso los plugins te advierten que no funcionan con tal versión del sistema.

La actualización de los plugins también es muy importante, recuerda que muchos de ellos le dan funcionalidad a tu sitio Web.

Que los errores no te delaten

No permitas que los errores de los que te he hablado muestren una falta de mantenimiento Web. Un hábito que debes crear es visitar tu sitio Web cada día para verificar que todo está bien. Si usas sistemas de gestión como WordPress, es aún más sencillo que te des cuenta si algo necesita actualización Web.

Existen análisis más profundos que debes planificar con el tiempo, por ejemplo, la búsqueda y remoción de enlaces rotos; la  planificación de mantenimiento y actualización de tu página Web te permitirá tener un control de las acciones que vas a desarrollar.

Recuerda que una página Web sin mantenimiento, o poco actualizada, afecta la experiencia del usuario y es mal vista por los motores de búsqueda. Si tu idea es posicionarte orgánicamente entonces el mantenimiento cobra especial importancia.

Por último quiero sugerirte que planifiques el manteamiento por separado y según el tipo de acciones a realizar. El plan de mantenimiento Web para contenido debe ejecutarse más frecuentemente que el plan de actualización del diseño Web.

¡El conocimiento debe ser compartido! :-)

¿Te gusta nuestro Blog? ¡Pues no te pierdas ni una!

¡Recibe nuestros artículos de ayuda para tu página Web y campañas de marketing digital!

¡Olé! Muchas gracias. Te encantará lo que tenemos para ti, ya verás ya... :-)

Categoría:
  Mantenimiento Web
este artículo ha sido compartido 0 veces
 000

Dejar un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Dossier de mantenimiento y actualización de páginas Web

¿Quieres más información y precios?
Recibe gratis nuestro dossier de mantenimiento y mejora Web

¡Gracias! Acabamos de enviarte un Email con el Dossier, ¡y 0% Spam! ;-)

Powered byRapidology