¿Qué es el engagement en el marketing digital por Internet?

Por Javier 3 semanas atrásSin comentarios
Inicio  /  Marketing digital  /  ¿Qué es el engagement en el marketing digital por Internet?
¿Qué es el engagement?

Traducido en español como “compromiso”, mide cuan comprometidos están tus clientes o audiencia con tu marca, producto o con la empresa.

Cada día son más las empresas y negocios que hacen vida en Internet, en espacios como redes sociales, para atraer potenciales clientes, pero ¿Cómo saben esas empresas si sus tácticas están siendo efectivas?

Evidentemente, que noten una mejora en las ventas y que puedan atribuirlas a las redes sociales, o a Internet, es una buena medida, pero antes de tener esos datos deben – y también debes tú – saber si están conduciendo a su audiencia hasta ese punto.

Como sabrás, el proceso de venta de productos o servicios se da en pasos, el embudo de conversión te da una noción de cómo se lleva a cabo tal proceso. Siendo así, debes ir afinando cada etapa para que el potencial consumidor se convierta en un comprador, y más que sea un comprador de ocasión, sea alguien que compra frecuentemente y es capaz de recomendarte.

¿Qué es el engagement?

¿Qué es el engagement?

Es en este punto es donde entra el concepto de engagement, que en español traduce “compromiso”. Es sencillo, este concepto mide cuan comprometidos – que tan dispuestos están a comprar o a recomendar – están tus clientes, o tu audiencia, con la marca, o con el producto, o con la empresa misma.

En el caso de las redes sociales, el engagement mide cuan exitosa es la propuesta de contenido que ofreces y se expresa en “me gusta”, comentarios y veces compartidas. En una campaña de Email marketing también podríamos medirlo, en este caso podríamos comenzar con el porcentaje de usuarios que abren tus mensajes y luego el porcentaje que realiza las acciones que has propuesto.

Si tienes un Blog también podrías medir cuan exitoso está siendo tu contenido si analizas la cantidad de personas que lo han leído y quienes han comentado o compartido (más allá, podrías estudiar cuantas personas se suscriben a tu boletín de noticias, ese es el mejor indicio de que lo que le ofreces les gusta).

¿Por qué preocuparme por el engagement?

Con la explicación que te he dado antes ya puedes ir notando lo importante que es el engagement, pero quiero darte más razones para preocuparte por esta medida.

Como te dije, y ya sabes, tu objetivo es generar muchas ventas para tu negocio y que los compradores vuelvan cada vez que te necesiten, es decir, que hagan de tus productos sus preferidos. La cuestión es ésta, si no logras captar la atención del mercado lo suficiente para que se traduzca en interés por lo que vendes y que se materialice la venta, entonces no estás logrando los objetivos.

Te digo, no es fácil que un consumidor cambie sus hábitos y sus proveedores de soluciones, eso solo se da si encuentra una oferta que le dé más confianza y mejor nivel de satisfacción.

Si eres consciente del número de personas que se están comprometiendo con tu propuesta de negocio, puedes tomar decisiones sobre la estrategia. Por ejemplo, si notas que todo va bien, entonces puedes afianzar esa estrategia y, si el engagement es muy bajo, puedes rediseñar la estrategia hasta que veas que se da un cambio positivo.

Lo mejor que tiene Internet, en especial las redes sociales, es que nos da datos verídicos y cuantificables sobre el nivel de interacción de nuestra audiencia y con eso datos podemos tomar decisiones.

Puedes decirme: “yo no mido el engagement y aun así tengo buen retorno de la inversión en mis redes sociales, a la gente le gusta el contenido que comparto” y está bien, pero si ya tienes todo ese éxito sin medir el engagement, imagínate todo lo que podrías mejorar si lo tienes bien monitoreado.

De hecho, ahora que hablo de retorno de inversión, el engagement podría ser útil para determinar cuánto te está costando cada potencial cliente, para luego determinar si está siendo positiva la inversión en estos medios.

Niveles de engagement; no es lo mismo un “me gusta” que un “compartir

Cuando analizamos el engagement en redes sociales, por poner un ejemplo, vemos que las interacciones no son las mismas y que cada una supone un nivel de “compromiso” distinto.

Por ejemplo, no es igual darle “like” a una foto en Instagram que compartirla o que comentarla; no es lo mismo reaccionar a una publicación en Facebook, que compartirla entre tus amigos.

¿Cuál es la diferencia? Sencillo, podemos relacionar la acción con el grado de satisfacción de la persona. Un usuario de Facebook que comparte una publicación no solo te dice que le gustó, sino que es tan buena que quiere que el resto de sus amigos la vea y se entere de lo que estás ofreciendo. Más adelante veremos el poder que puede tener esa parte de la audiencia que está verdaderamente comprometida.

Por ejemplo, actualmente darle “like” a una foto en Instagram es más bien común, no podría relacionarse directamente con un nivel de compromiso muy alto, al menos que esa persona le dé “like” a todas las imágenes que subes.

En conclusión, la naturaleza de las acciones dice mucho de lo comprometida que está la audiencia. Es mucho más probable que una persona que comparte y comenta esté más dispuesta a comprar lo que vendes, que otra que solo te dice que le gusta la publicación.

Evidentemente, mientras más alto sea el nivel de engagement, menor número de interacciones va a tener, por ejemplo, puede que tengas 1000 “me gusta” y solo dos “compartir”.

¿Lo estoy haciendo bien? Lo que dicen las métricas

Una vez que has notado que esto del engagement tiene cierta complejidad y que es una medida muy importante, debes saber que, del total de tu audiencia, solo un pequeño porcentaje está comprometido, o interactúa con tu contenido.

Otra cosa que debes tener en cuenta es que no todas las redes sociales ofrecen las mismas oportunidades de engagement. Por ejemplo, en Facebook es normal que el engagement esté cerca del 1%, eso se debe a que a la gente le cuesta más dar “me gusta” o compartir y comentar. También se debe a que el algoritmo de Facebook no le muestra todas tus publicaciones a todos tus seguidores.

En Instagram, un engagement bueno puede estar entre 2 y 3% y en Twitter está cerca del 2%, aunque depende del nicho de negocio y de cómo el contenido se adapta a cada red social.

Si tienes un mejor engagement que el promedio, puedes estar orgulloso de tu estrategia, pues algo está funcionando. Ahora, tener un engagement mucho mayor que el promedio peca de irreal, no te obsesiones con una interacción demasiado grande al menos que tu objetivo sea hacerte viral.

En este punto es importante recordarte que no todo se trata de ganar más y más seguidores, sino de que esta gente que te sigue en verdad sea parte de tu mercado objetivo y que interactúe con tu propuesta de negocio, aunque no deja de ser cierto que con una gran comunidad, o audiencia, las probabilidades de que se corra la voz, es mucho mayor.

El engagement que genera engagement

Cuando analices el engagement vas a darte cuenta de algo muy importante, y es que, del total de personas que interactúan con tu contenido existen personas que están en un nivel más alto de compromiso.

No sé si recuerdas que alguna vez hablamos de usar a los compradores o seguidores más comprometidos para que se convirtieran en embajadores de tu marca y de tus productos. Con el conocimiento de esta métrica vas a poder determinar quiénes son esas personas y crear una estrategia.

Si no recuerdo mal, en aquel momento te proponía crear contenido exclusivo para este sector de la audiencia o agradecerle de alguna manera (hacerlos sentir especial), eso generaría que estas personas quieran promover aún más lo que vendes. No subestimes el poder que tienen las personas que están verdaderamente comprometidas con tu negocio, pues pueden hacen llegar tu mensaje más lejos y a diferencia de ti, tiene una relación más cercana con potenciales clientes que confían en su criterio de selección.

Estas son las personas que generan ese “boca a boca” del que tanto se habla en el marketing más tradicional y que genera muchas potenciales ventas.

Uno de tus objetivos en redes sociales debe ser generar engagement que genere mas engagement usando a esta parte de la audiencia verdaderamente comprometida.

Engagement de la audiencia indicada; la lógica tras la métrica

Una de las desventajas de engagement – ya sabes que aquí hablamos de lo bueno y de lo malo – es que muchas de las interacciones que recibes en redes sociales, para seguir con el mismo ejemplo, son de personas que están fuera del rango de lo que consideras como mercado objetivo.

Por ejemplo, si subes una foto a Instagram con los hashtags adecuados, vas a captar la atención de muchas personas de distintas partes del mundo, pero no a todas esas personas les puedes vender tus productos o servicios.

Es aquí donde se hace vital que sepas discriminar las interacciones totales de las que en verdad pueden generar beneficios a tu empresa.

En Facebook, por nombrar un caso, se ofrecen métricas sobre el origen de las personas que interactúan, incluso datos como el sexo y la edad. La idea es que bases tus cálculos en las personas que son parte de tu mercado objetivo, para determinar si lo estás haciendo bien.

Por ejemplo, si tu mercado objetivo está conformado por mujeres, las interacciones de hombres pueden ser menos valiosas. Si tu mercado objetivo es España, todo lo que esté fuera es irrelevante para tu empresa, por seguir ejemplificando.

Claro está, esas interacciones fuera del rango de tus potenciales clientes pueden ayudarte a enviar un mensaje que se traduzca en la captación de más audiencia dentro de tu objetivo. Un hombre de los que interactúa con tu marca podría compartir contenido con alguna mujer que sea parte de tu mercado objetivo.

Trabaja para mejorar el engagement

Ahora que sabes qué es el engagement, no te queda más que trabajar para mejorarlo ¿te ayudamos?   :-)

Fíjate que todo se complementa cuando hablamos de estrategias de marketing, pues el engagement está estrechamente relacionado con el conocimiento que tienes sobre tu mercado objetivo, y ese conocimiento depende directamente de la creación del perfil de tu comprador ideal o buyer persona.

Más allá de las buenas definiciones de tu mercado objetivo, debes saber cómo traducir lo que sabes en contenido que sea útil y atractivo para tu audiencia, allí reside el éxito.

¡El conocimiento debe ser compartido! :-)

¿Te gusta nuestro Blog? ¡Pues no te pierdas ni una!

¡Recibe nuestros artículos de ayuda para tu página Web y campañas de marketing digital!

¡Olé! Muchas gracias. Te encantará lo que tenemos para ti, ya verás ya... :-)

Categoría:
  Marketing digital
este artículo ha sido compartido 0 veces
 000

Dejar un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

eBook sobre cómo hacer publicidad y marketing digital gratis

Descarga nuestro eBook gratis
Cómo hacer publicidad y marketing digital sin un Euro
¡Guía con 30 ideas efectivas!

¡Gracias! Acabamos de enviarte un Email con el eBook, ¡y 0% Spam! ;-)

Powered byRapidology