Qué es y las diferencias entre el Remarketing y el Retargeting

Por Javier 4 semanas atrásSin comentarios
Inicio  /  Marketing digital  /  Qué es y las diferencias entre el Remarketing y el Retargeting
Qué es y las diferencias entre el Remarketing y el Retargeting

Tanto el Remarketing como el Retargeting buscan volver a captar la atención de aquellos que han mostrado interés por nuestra página Web, productos y servicios.

Probablemente encuentres mucha información sobre Retargeting y Remarketing  en Internet y aun así quedes confundido. Y es que se hace difícil ver las diferencias entre dos términos que comparten los mismos objetivos. De hecho, vistos desde la esencia, desde lo más general, son lo mismo, solo se basan en distintas acciones.

A mí me gusta verlo desde otro punto de vista, pues si bien es cierto que cumplen las mismas funciones, uno es más específico y otro es más general.

En el caso de que te lo preguntes, sí, es necesario usar ambos, pues ya veremos que no todo el tiempo podemos usar la estrategia más específica de las dos.

Qué es y las diferencias entre el Remarketing y el Retargeting

Una breve definición de términos

Evidentemente, no podemos hablar de estas estrategias sin dar al menos un concepto, aun y cuando no se evidencie la diferencia.

El Retargeting, para efectos de este artículo, es la aproximación más general o global de la estrategia. Consiste en volver a captar la atención de nuestros clientes gracias a información recolectada en Internet. Vamos a dejar la definición hasta aquí, pues luego te voy a dar más detalles.

El Remarketing, al igual que el Retargeting, busca volver a captar la atención de aquellos que han mostrado interés por nuestros productos, pero de una manera más específica. Esto es así, porque se usan canales de comunicación, si se quiere, más íntimos. Ya veremos más de este término.

Retargeting: llamar la atención de potenciales

La mejor manera de explicarte el Retargeting es haciendo referencia a la información de los usuarios que se capta en las cookies y cómo se usan para colocar anuncios en redes sociales, blogs e incluso en los resultados de búsqueda.

El Retargeting se apoya en la información del comportamiento del cliente para volver a mostrarle lo que le ha interesado, en algún tipo de anuncio.

Sé que te ha pasado, estás en Facebook, y ves un anuncio de una tienda a la que acabas de visitar; eso es parte de Retargeting.

¿Cómo lo hacen? Sencillo, la información almacenada en las cookies dice en dónde has estado y, tras una configuración, una tienda puede colocar anuncios en otros lugares que visites para recordarte que has estado allí. Tú imagina que es como una gran valla luminosa que te sigue por todo el Internet.

Lo ves en todos lados, incluso en los vídeos de YouTube. De hecho, si la información captada en cookies lo permite, podemos ver anuncios de productos y servicios cuyas páginas no hemos visitado aún, pero que satisfacen nuestro perfil de búsqueda. Todo basado en los datos que va recolectando las cookies en Internet.

El Retargeting no se da solo fuera de la página Web, también lo vemos cuando volvemos a entrar.

Sé que has comprado en muchas tiendas online, y en muchas de ellas, cuando ingresas de nuevo te parece algo como: “productos que has visto” o “productos relacionados con tus búsquedas previas”. Esto es Retargeting y, si se quiere, se puede ver para el caso de la estrategia de marketing digital on-page, como una manera de darle continuidad a nuestra visita en la página Web.

Tú imagínate esto: si no se hiciera Retargeting, cada vez que visitáramos una página Web repetiremos el mismo proceso una y otra vez. En cambio, si ya la Web nos dice por dónde nos quedamos, existe oportunidad que retomemos lo que estábamos haciendo y terminemos comprando.

Para la página Web es conveniente, pues es más probable que compres en el menor número de visitas.

Qué es el Retargeting

¿Por qué el Retargeting es la aproximación más general?

Si te fijas, con esta estrategia la página Web no sabe tu nombre, no sabe ni siquiera si tú eres parte de sus clientes objetivo, lo único que sabe es que estás interesado en sus productos y te lo recuerda cada vez que puede.

Ya veremos  más adelante que el Remarketing se vale de información más precisa y ataca a los usuarios de manera más personalizada.

Con el  Retargeting se puede llegar a potenciales clientes que ni siquiera conocen tu página Web. Recuerda que muchos anuncios en redes sociales se pueden contratar con la información del comportamiento de estas personas en las redes, es decir, no es necesario que hayamos estado en la página para que se muestren anuncios de tiendas.

Si eres dueño de alguna página Web tipo ecommerce, podrías valerte de la estrategia del Retargeting para mejorar el proceso de conversión de usuarios a clientes.

Evidentemente, deberás hacer algunas configuraciones para que la información de las cookies pueda detonar la visualización de anuncios en otros sitios que el potencial cliente visite.

Ya te digo, en Internet muchas empresas lo hacen y sus anuncios aparecen en cada lugar que visitamos luego de que entramos en su Web. Puede que te haya pasado, en Facebook incluso aparece una sección en donde te promocionan productos similares a los que has buscado en la tienda y te dan la opción de comprar directamente; ¡eso es Retargeting nivel profesional!   :-)

Personalmente creo que, si bien es una estrategia valiosa, debes tener cuidado con el Retargeting, pues ser el “Droopy” de Internet llega a molestar (Droopy es un personaje de dibujos animados que se aparecía en todos lados, pudiendo resultar molesto).

Remarketing: mejora el engagement

Existe un solapamiento de definiciones que provoca muchas veces la confusión entre Retargeting y Remarketing. Muchos profesionales del marketing digital creen que Remarketing y Retargeting es lo mismo o, peor aún, llaman “Remarketing” a acciones de Retargeting, y viceversa.

Un claro ejemplo de esto mismo es la herramienta Google Remarketing Tool de Adwords, donde es claramente una herramienta de Retargeting clásico.

Como he comentado al inicio del artículo, el Retargeting y el Remarketing comparten objetivos, pero la manera de alcanzarlos varía.

Dicho esto, te doy una explicación del término según su esencia. El Remarketing lo asocio con el Email marketing y para eso necesitas las direcciones de correo de tus potenciales clientes.

¿Cómo obtienes esa información? Muy probablemente esas personas se han suscrito a tu boletín de noticias o han registrado una cuenta en tu sitio Web porque tiene la intención de comprar.

Si te fijas, es una estrategia más compleja, pues requiere que el usuario se haya comprometido (engagement) con tu propuesta de valor.

En esta estrategia veremos que también se usa la información de las cookies, pero para acciones más específicas.

Con la información del comportamiento de los usuarios en tu sitio puedes saber en qué punto se han quedado del proceso de compra. Por ejemplo, un cliente puede quedarse en la etapa de visualización del producto, o ha agregado el producto a su cesta de comprar, pero no ha procesado el pago.

Conociendo este comportamiento y teniendo canales más personalizados para la comunicación, le envías avisos para que retome sus acciones. La idea del Remarketing es persuadir para que se finalice la compra.

¿Por qué es importante saber en qué punto se han quedado? Sencillo,  porque hay que diseñar el mensaje para que sea más efectivo. No es igual persuadir para terminar la compra que persuadir para que revisen de nuevo un  producto o servicio, para que luego tengan la intención de comprarlo.

¿Ves cómo el Remarketing es la versión específica del Retargeting? Y si la sabemos usar podemos tener grandes beneficios para la conversión.

Cuando tenemos la información para hablarle a cada uno de nuestros clientes y convencerlos, es mucho más probable que  compren. Recuerda, en este punto existe interés por parte del potencial cliente, quizá solo necesita un último empujón, o recordarle que ya estaba a punto de comprar.

Sin esta técnica, muchos carritos de compra se quedarían llenos y sin procesar. Para ti, el dueño de la tienda online, significaría perder muchas compras potenciales.

Qué es el Remarketing

¿Retargeting o Remarketing? ¡Ambas!

Siendo muy objetivo, existe la posibilidad de implementar una estrategia sin la otra, pero ¿vale la pena hacerlo?

Es decir, ¿me beneficia de alguna manera colocar anuncios en redes sociales y páginas Web para llevar tráfico a mi página y recordarles a mis potenciales clientes que han mostrado interés en mis productos? Probablemente logres que alguien vuelva y termine comprando, pero si te quedas en lo general te quita el poder de persuadir en el proceso de conversión.

Aplica lo mismo para el Remarketing. ¿Cómo podría persuadir a potenciales clientes si no he fomentado las visitas a mi sitio? Enviar correos de marketing se hace muy complejo si no hemos llamado previamente la atención de los potenciales clientes; para Remarketing es fundamental nutrir las listas de correo y conocer el comportamiento en el sitio.

Lo ideal es que se vaya de lo más global (Retargeting) a lo más específico (Remarketing) para que tengas control sobre el proceso de conversión de tus potenciales clientes.

A lo largo de la explicación te has fijado que el objetivo es el mismo: recordarle a los usuarios de Internet que existimos, solo que cada estrategia o técnica lo hace a un nivel distinto, es por eso que los términos se prestan a la confusión.

Sí, como dicen muchos por allí, el Remarketing es una estrategia dentro de la estrategia del Retargeting y eso podríamos usarlo para decir que no se puede hacer uno sin el otro.

¿Cómo mido el comportamiento de mis usuarios?

Creo que este es el último cabo que había quedado suelto. La captura de información en cookies se puede hacer de muchas maneras. Por lo general, se usan las cookies de Google y se puede personalizar la información a través de Google Analytics.

En Internet existe mucha información sobre el manejo y configuración de cookies, lo más importante es que sepas como interpretar esta información para implementar tus estrategias de marketing.

También existe la opción de crear tus propias cookies y gestionarlas como quieras, solo debes estar seguro que cumples con las normativas para la captación de esta información. Por ejemplo, debes notificar a tus usuarios que estás captando estos datos y su uso final.

Espero que hayan quedado bien explicados estos conceptos y que te ayuden a planificarlas estrategias de marketing para tu negocio.

Sé que puede parecer un trabajo complejo, y lo es, pero es lo más efectivo para que un negocio genere ventas.

Recuerda que desde Xplora estaremos encantados de ayudarte a diseñar una estrategia ganadora de marketing digital en Internet   :-)

¡El conocimiento debe ser compartido! :-)

¿Te gusta nuestro Blog? ¡Pues no te pierdas ni una!

¡Recibe nuestros artículos de ayuda para tu página Web y campañas de marketing digital!

¡Olé! Muchas gracias. Te encantará lo que tenemos para ti, ya verás ya... :-)

Categoría:
  Marketing digital
este artículo ha sido compartido 0 veces
 000

Dejar un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

eBook sobre cómo hacer publicidad y marketing digital gratis

Descarga nuestro eBook gratis
Cómo hacer publicidad y marketing digital sin un Euro
¡Guía con 30 ideas efectivas!

¡Gracias! Acabamos de enviarte un Email con el eBook, ¡y 0% Spam! ;-)

Powered byRapidology