Diseñador web en Barcelona, ¿cómo elegir bien y qué tener en cuenta?

Por Javier 4 años atrásSin comentarios
Inicio  /  Diseño de páginas web  /  Diseñador web en Barcelona, ¿cómo elegir bien y qué tener en cuenta?
Diseñador web en Barcelona, ¿cómo elegir bien y qué tener en cuenta?

Encontrar al ideal diseñador de páginas web en Barcelona para tu proyecto debería ser fácil pero, entre tanta oferta, ¿cómo elegir bien? ¿qué preguntar? ¿qué tener en cuenta? ¡No te preocupes, te lo explicamos en este artículo!

¡Calcula el presupuesto de tu web en un minuto!

En un minuto sabrás el presupuesto de tu página web, sin esperas, sin pagar de más y solo por lo que realmente necesitas para lograr los objetivos de tu empresa.

¡Calcula tu presupuesto!

Buscar a un buen diseñador web en Barcelona, siendo Barcelona capital creativa, no debería ser difícil. Pero el problema que te puedes encontrar es saber distinguir el buen diseñador web del que no lo es, un sector repleto de ofertas de servicios profesionales.

En una ciudad como Barcelona, no te costará encontrar un diseñador web, pero, ahora bien, encontrar al profesional ideal para tu proyecto web, ¡es otro tema bien distinto!

¿Cómo buscar al perfecto diseñador web en Barcelona?

El problema radica en que los diseñadores web, tanto en Barcelona como en cualquier otro lugar, nos obsesionamos en el proceso de diseño de la página web sin pararnos a preguntar qué es lo que el cliente realmente quiere y necesita. Es un defecto de la profesión que requiere de mucha experiencia aprender a corregirlo.

Este problema, común en todo diseñador web de Barcelona, ya viene desde el inicio, en el momento de desarrollar la website de su empresa de diseño y desarrollo de páginas web, donde ofrecer sus servicios, y necesita escribir los contenidos a mostrar en esta. Por supuesto estos textos deben ser convincentes, deben “vender”, por lo tanto deben de conectar con las necesidades de sus futuros clientes.

Así que el profesional de diseño web en Barcelona se sienta frente al ordenador y empieza a escribir. Debido a que lleva algún tiempo diseñando páginas web, cree tener una idea muy clara de lo que su cliente quiere: una web bonita que dé a su empresa una imagen profesional en Internet frente a sus potenciales consumidores. Así que el diseñador web empieza a escribir los contenidos de la web con ese objetivo y todo se ve muy bien, así que lo prepara para montarla y lanzarla en Internet. Pero, ¿cómo está seguro que realmente está vendiendo lo que sus clientes realmente quieren?

Diseñador web en Barcelona, ¿cómo elegir bien y qué tener en cuenta?

El reto: encontrar en Barcelona al experto para tu empresa y sector

Mi principal consejo es que centres la búsqueda para encontrar a un diseñador web en Barcelona, porque la proximidad sin duda te ayudará, con el reto de que este profesional ofrezca venderte lo que realmente necesitas, con el hecho innegable de que cada cliente es diferente y, por lo tanto, sus necesidades también.

Algunos clientes buscan un diseño de la página web elaborado y único. Otros quieren un diseño web simple y barato que cubra lo necesario por el momento. Otros están buscando algo que sea muy rápido de hacer porque apenas disponen de tiempo para el lanzamiento de su proyecto en Internet.

En un mundo hiper-especializado, es imposible encontrar un diseñador web en Barcelona que sea el candidato perfecto para cubrir todos los perfiles de clientes y de necesidades. ¡Desconfía de quien te diga lo contrario!

Claro que podrías encontrar a un diseñadores WordPress especializados, por ejemplo, en negocios de la restauración. Y si tienes un restaurante y tienes claro que quieres una web en WordPress, son candidatos ideales.

Pero, cuando busques por Barcelona a un diseñador web para tu negocio y este te diga que es un profesional que cubre todo tipo de perfiles y tecnologías, desconfía, porque no tendrás ninguna garantía de que entiende totalmente las necesidades de tu empresa.

Por lo tanto, debido a que cada cliente y sector es diferente, no hay manera de encontrar, ni en una enorme ciudad como Barcelona, al diseñador web perfecto para cualquier empresa y necesidades.

La necesidad: un diseñador web que escuche y se implique al 100%

Por todo lo comentado, mi recomendación es que te fijes en el diseñador web, cuando hables con él, para descubrir si presta total atención en lo que le estás explicando, y en cómo lo estás explicando. Si toma notas acerca de todo lo que le comentas, de los problemas que le explicas, objetivos que deseas obtener con la página web, limitaciones con las que se encuentra tu empresa, etc.

Un diseñador web que realmente te escuche, empatice contigo y se implique en tu proyecto desde el minuto cero, te preguntará acerca de las necesidades que deseas cubrir con el nuevo proyecto web y qué tipo de diseñador web, o empresa de diseño de páginas web, estás buscando y más valoras a la hora de la selección del proveedor para el proyecto.

Al igual que su formación y experiencia, valora muy especialmente si el diseñador web te escucha, empatiza con tus objetivos y, de forma proactiva te plantea soluciones a medida que den respuesta a tus necesidades.

¿Por qué es tan importante que el diseñador web te pregunte? Porque solo obteniendo las respuestas a estas preguntas, será capaz de averiguar lo que su potencial cliente busca en su proyecto web. A veces será la velocidad, otras veces un diseño único, otras la experiencia y eficacia.

Y aún más importante es que, con el objetivo de dispongas de una solución a medida para tu empresa que satisfaga todas tus necesidades, el diseñador web no deberá ofrecerte jamás soluciones pre-desarrolladas, sino soluciones personalizadas que den respuesta exactamente a lo que estás buscando.

La solución: una propuesta de diseño web totalmente a tu medida

Ahora que el diseñador web ya conoce lo que estás buscando, lo que realmente necesitas, lo que haga con esa información refleja su auténtica voluntad. Ahora es cuando se ve si sus buenas palabras se traducen en hechos.

El diseñador web deberá presentarte una propuesta de proyecto que incluya todas las necesidades y objetivos que le transmitiste. Esto ya te da una imagen más profesional de ese profesional, que si en cambio recibieras simplemente un correo electrónico con un presupuesto. Así que, ya por el hecho de que te presente una propuesta a medida, es una muy buena señal y le pone por delante de otros candidatos y, si además incluye las necesidades, objetivos y anhelos de tu empresa, incluso va más allá.

Reflejando claramente tus necesidades y objetivos desde un inicio significa que, ese diseñador web, te está vendiendo exactamente lo que estás buscando, hablará tu mismo lenguaje y la comunicación será perfecta.

Si como cliente buscas publicar una nueva página web en un corto periodo de tiempo, el diseñador web deberá indicar la rapidez con la que desarrollará el proyecto y comprometerse con una fecha límite de publicación.

En cambio, si estás buscando un diseño único de la página web en Barcelona, el diseñador web debería indicarte algunas referencias de su portfolio con los diseños más singulares que haya realizado.

Esto le permitirá ofrecer una solución completamente a medida de tus necesidades y ofrecerte un precio real y ajustado para ello.

Siguiendo este sencillo procedimiento, sentirás que el diseñador web está leyendo tu mente y comprendiendo exactamente qué es lo que estás buscando y eso, estimado lector, es una sensación maravillosa que dá mucha tranquilidad a cualquier empresa, ¿verdad?

Conclusión: encuentra al diseñador web en Barcelona que te enamore

Como te decía al principio, Barcelona es una ciudad creativa donde viven cientos de diseñadores web de todas las nacionalidades. Pero encontrar a un diseñador web en Barcelona que encaje totalmente con tu proyecto web no es tan fácil.

En tu búsqueda encontrarás profesionales web que no utilizarán el conocimiento de tus necesidades exactas, como cliente, y te ofrecerán una solución prediseñada, como el resto de propuestas que irás recibiendo, y te estarán ofreciendo una solución que, aunque pueda ser profesional, no se ajusta a lo que necesitas y con características no necesitas.

Quizás con ese tipo de diseñadores web te hará una “superweb” que gane premios de diseño internacionales pero, si no te funciona a tu empresa ni recibes retorno de la inversión realizada, realmente, habrá sido una pésima elección de proveedor y de inversión comercial.

Recuerda que no necesitas una página web de diseño vanguardista, ganadora de certámenes internacionales de diseño; necesitas una web con un diseño sencillo, fácil de utilizar y que aporte resultados y beneficios a tu empresa.

Así que, la próxima vez que tengas con un diseñador web, valora que te haga preguntas, que identifique claramente tus necesidades y objetivos particulares, que presente toda su atención y tome notas para, luego, utilizarlas para redactar una propuesta personalizada de una solución web a tu medida.

Conocer mejor tus necesidades como cliente le dará, al diseñador web ideal, mayores oportunidades de convencerte y de iniciar una relación duradera que te aporte grandes resultados.

¿Cómo buscar al perfecto diseñador web en Barcelona?

¿Cómo reconocer a un buen diseñador web en Barcelona?

De forma global, pero especialmente en una ciudad como Barcelona, el diseño hace único todo lo que nos rodea, le da forma, color e incluso importancia a nuestras ideas. El diseño, muchas veces y como sucede con el diseño de páginas web, hace la diferencia.

Es totalmente comprensible que hayan tantos diseñadores web en Barcelona, la ciudad y su ambiente invitan a ello y, en mi caso, ser diseñador de páginas web me tremendas oportunidades para expresar mi creatividad, eso sin mencionar que se convierte en un oficio que con la que puedes ganarte bien la vida.

Ahora bien, son múltiples los proyectos en los que puede participar un diseñador gráfico y web, desde crear un logotipo que identifica una marca y la perpetua en la mente de los consumidores, hasta la creación de páginas web, las cuales, hoy en día, son una de las herramientas más importantes para el marketing digital a nivel mundial. El diseño web y su marketing guarda relación totalmente directa con la venta.

Y es precisamente, la tremenda importancia de la página web para la estrategia de marketing de empresa, de cualquier perfil y en cualquier sector comercial, lo que convierten la elección del diseñador web en Barcelona como una de las decisiones empresariales más importantes que tomar por cualquier negocio.

Es por ello que te voy a explicar algunos consejos para detectar y reconocer a un buen diseñador web, el ideal para tu empresa, en una ciudad como Barcelona, ¡repleta de diseñadores web!

Nunca abandona la creatividad, ¡especialmente en Barcelona!

La herramienta más importante de todo diseñador web es su creatividad, ¡especialmente en Barcelona, la «capital creativa»!

La creatividad no debe verse como un «don divino» que se les da a unos y a otros no. Todos somos capaces de entrenar nuestra creatividad, ejercitarla y madurarla, ser creativos y de llegar a soluciones creativas que se adapten a los proyectos que estamos desarrollando. Cualquier buen diseñador web debe propiciar que su creatividad florezca y esto lo estamos viendo día a día en una ciudad tan moderna como Barcelona.

¡No hay excusa! Una ciudad como Barcelona ofrece muchas actividades que fomentan el desarrollo de la creatividad. La ciudad está repleta de actividades, lugares y situaciones que inspiran la creatividad.

Busca a un diseñador web creativo que no reprima sus ideas y que te haga una web que marque la diferencia con tu competencia.

Uno de los grandes errores en el diseño de páginas web es ser genéricos, es decir, querer hacer todo igual. Recuerda que te dije que el diseño web hace la diferencia, entre tu página web y la de tu competencia, y es eso es justamente lo que debes buscar a la hora de contratar el diseño de tu página web.

Es importante que centres tu búsqueda en un diseñador web creativo que no reprima sus ideas. Por muy locas que parezcan, las ideas ayudan a definir y refinar la propuesta final que te presentará para tu futura página web. Y dado que no todos pensamos igual es muy probable que, esa propuesta final que te plantee, se acabe modificando y convirtiendo en una página web que encaja perfectamente con lo que necesitas.

El buen diseñador web también sabe dibujar

Parece una obviedad, pues se asume que un diseñador web debe saber dibujar, en mayor o menor medida, pero esa idea no se corresponde, ni por asomo, a la realidad. Pero un buen diseñador web, al mismo tiempo que se forma en el diseño, también lo hace en el dibujo.

Lo que se logra, sabiendo dibujar, es el entendimiento de las formas, los colores, las perspectivas y las proporciones; todo eso hace que los diseños de ese diseñador web sean estéticamente correctos.

Las propuestas de diseño web fluyen mejor cuando uno dedica tiempo a plasmar en un papel las ideas que se tiene: en papel eres libre de crear, borrar y volver a crear, para luego aplicar el diseño web.

A pesar de ser diseñador, no pasa por alto la tecnología

Como te decía anteriormente, dibujar en papel es solo el principio pero, en la actualidad, todos los diseños de páginas web se hacen digitalmente y por tanto un buen diseñador web debe conocer las últimas herramientas digitales de trabajo y diseño web.

No estoy diciendo que, un diseñador web, deba ser un experto en hardware y software, pero sí debe conocer bien, sobre las características que debe tener su equipo, para que el trabajo dé los resultados esperados y en los tiempos de desarrollo exigidos.

El buen creativo también sabe jugar con los costes y tiempos de entrega

El diseño de páginas web es un oficio como cualquier otro y, por lo tanto, es un negocio. El buen diseñador web entiende lo básico de los negocios y eso se resumen en satisfacer las necesidades de su cliente y superar sus expectativas.

En toda negociación entra en juego el presupuesto y los tiempos de entrega, para lo cual el diseñador web debe ser estratégico; debe saber cómo ofrecer la mejor combinación de estos dos aspectos.

El diseñador web debe intentar satisfacer las necesidades de su cliente y superar sus expectativas, adaptando el presupuesto a su realidad y cumpliendo los plazos de entrega.

Lo más importante de todo es que el diseñador web cumpla los plazos de entrega tanto como sea posible. No te digo que no se pueda pedir ampliar el plazo de la fecha de entrega, pero el buen profesional procura que eso no ocurra, pues saber perfectamente que el diseño de la web es parte del plan de negocio de sus clientes, y muchas veces no puede esperar y si va a pedir una extensión del tiempo de entrega, se asegura que hayan buenas razones que justifiquen ese tiempo extra.

En cuanto al precio, el buen diseñador web escucha cuáles son las necesidades de sus clientes y adapta su presupuesto. Por ejemplo, en el caso de diseños de páginas web, no todos los clientes están buscando algo que sea único y original desde sus raíces. Habrán algunos que queden satisfechos con la personalización, de alguna plantilla ya creada previamente, y eso puede significar una entrega en menor tiempo y un precio por hacer el diseño de la página web más ajustado para el cliente.

¡Explícanos tu proyecto web y empecemos algo grande!

Trabajaremos juntos hasta lograr una web hecha con cariño, fiel a tu negocio, que refleje tu personalidad, segura, rápida y bien posicionada en Google. ¡Una Web que dé resultados!

¡Pídenos presupuesto!

El buen diseñador web sabe vender muy bien sus ideas

Ninguna profesión se escapa del marketing y la negociación, y el diseño no es la excepción. Cada vez que el diseñador web presenta una propuesta de diseño web, debe dar argumentos que ayuden a convencer a su cliente, de que es la mejor propuesta posible y que le dará los resultados esperados y deseados.

Cuando te hablo de argumentos, me refiero a que el buen diseñador web se prepara una buena exposición de los mismos, y no le basta con decir cosas como “es que se ve bonito” o cosas por el estilo. Es así porque, entiende perfectamente que, todo diseño debe tener una razón lógica por la cual se llega a este, sobre todo cuando se trata del diseño de página web en donde entra en juego la funcionalidad del diseño para la venta de una idea de negocio.

La negociación es vital en el diseño de páginas web y el auténtico profesional web desarrolla buenas habilidades de comunicación para que sus ideas sean aceptadas.

Más adelante te comentaré de las críticas a sus ideas y su trabajo, pero debes ir sabiendo que todo se trata de aprender a llegar a un punto medio en donde ambas partes queden satisfechas; tanto en presupuesto como en el trabajo propiamente dicho.

El buen creativo web acepta las críticas como oportunidades

El buen diseñador web sabe a aceptar las críticas, que le hacen tus clientes, con agrado, ¡de lo contrario, lo único que hará, es perder clientes!

Lo más común cuando se habla de diseño web es que el cliente quiera expresar sus opiniones acerca del trabajo que se está haciendo, después de todo es el cliente quien debe quedar satisfecho con el trabajo. En esos casos, el diseñador web de tomar todas las crísticas en consideración para poder mejorar su trabajo.

Ahora bien, es cierto que al cliente hay que guiarlo, para que el diseño sea un éxito, y es allí cuando el profesional web debe poner en práctica sus habilidades de negociación y venta de sus ideas. Especialmente cuando el experto está convencido de que su idea es la más viable para el diseño. En ese caso debe explicar las razones a su cliente, dando argumentos válidos e irrefutables.

Espero que estos consejos te sirvan para contratar al diseñador web ideal en Barcelona, pues va a ser una de las decisiones más importantes que vas a hacer por tu negocio y, muchas veces, va más allá de los conocimientos técnicos y experiencia que este profesional pueda tener.

Como siempre, estamos a tu disposición para lo que puedas necesitar.

¿Te resultó interesante? ¡Compártelo y danos un empujón! :-)
Categoría:
  Diseño de páginas web

Dejar un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.