¿Chrome y Firefox etiquetan tu Web con “No es seguro”? ¡Arréglalo fácilmente!

Por Javier 1 mes atrásSin comentarios
Inicio  /  Mantenimiento Web  /  ¿Chrome y Firefox etiquetan tu Web con “No es seguro”? ¡Arréglalo fácilmente!
¿Por qué Chrome y Firefox etiquetan tu Web con “No es seguro”?

¿Chrome y Firefox, al entrar en tu página Web, la etiquetan y alertan como ‘No es seguro’? Conoce las razones y cómo solucionarlo fácilmente implementando sencillos protocolos de seguridad.

Google tiene un objetivo muy claro: mejorar la experiencia del usuario y garantizar una navegación segura.  Para ello, implementó la advertencia ‘no seguro’ en aquellos sitios HTTP que aún no habían migrado a HTTPS. Desde entonces, tanto Chrome como Firefox alertan al acceder a este tipo de Web, ¿cómo resolverlo? ¡Te lo cuento todo!

Si Chrome y Firefox etiquetan tu Web con la advertencia ‘no seguro’ es porque aún tienes un sitio Web que se conecta bajo el protocolo HTTP, en lugar de hacerlo bajo el protocolo seguro HTTPS, lo que significa que tus usuarios navegan de manera insegura en tu Web.

Esto  no sólo es perjudicial para ellos, pues son vulnerables ante cualquier pirata informático (hacker), suplantador de identidad (phisher) o tercero que desee robar sus datos personales, los datos de su tarjeta de crédito o cualquier otra información personal, para sacarle provecho y cometer delitos online. Sino que también es negativo para tu clasificación en los buscadores de Internet, como Google, tu ranking y tu tasa de rebote.

A fin de cuentas, ¿quién quiere estar en un lugar que parece peligroso? A estas alturas, sólo perderás clientes y disminuirás tu tráfico orgánico.

¿Qué hacer? Como, hasta donde sé, no existe una poción mágica SEO que te ayude a resolverlo de la nada, es importante que entiendas qué implica tener un ‘sitio no seguro’ y por qué debes migrar hacia una Web HTTPS cuanto antes; y si crees que otro debe hacer el trabajo duro por ti, porque te resulta complejo o no tienes tiempo suficiente, no dudes en contar con la ayuda de nuestro equipo de profesionales SEO, pues te aseguramos que haremos de tu página Web un sitio navegablemente seguro, veloz y perfecto para tu público objetivo. A continuación, te muestro cómo librarte de la etiqueta no deseable de Chrome y Firefox ¡cuanto antes!

¿Qué significa tener tu página Web con la advertencia ‘No es seguro’?

Una Web a la que se accede por HTTP (Protocolo de Transferencia de Hipertexto) estándar, no segura, deja espacios abiertos entre tu ordenador, o dispositivo de navegación, y la página Web, lo que hace que el usuario sea vulnerable ante cualquier ataque cibernético, bien sea para robar datos personales, vaciar cuentas bancarias, falsificar identidad o cualquier otro delito de este tipo, que suele llevar a cabos los hackers y demás ‘pillos’ online.

El certificado SSL es el que convierte una página insegura (accediendo por HTTP) a una página segura (accediendo por HTTPS).

Las páginas Web que siguen trabajando como HTTP no cuentan con un certificado SSL (más adelante te detallo de qué trata este certificado), el cual ayuda a proteger los datos de cada usuario y les hace saber que la Web es, en realidad,  quien dice ser. Este certificado es el que convierte una Web HTTP en una HTTPS.

Para asegurar la navegación de sus usuarios, Google Chrome agrega la etiqueta ‘No seguro’ en aquellos sitios Web que no poseen un SSL aún pues, así les hace saber a sus usuarios que no navegarán con total privacidad y que sus datos podrían ser vulnerados.

¿Te das cuenta? ¡Parece una especie de sabotaje por parte de Google! Pero no es así, pues en realidad, al igual que Google, todos deberían preocuparse porque sus clientes puedan hacer transacciones en sus Web sin miedo a ser el blanco de delitos cibernéticos.

En pocas palabras, una página Web con advertencia ‘No es seguro’ no garantiza blindaje contra los piratas informáticos, lo que significa que un tercero puede interceptar los datos que el usuario le confía a la Web.

¡Te ayudamos a corregir y mantener tu Web siempre al 100%!

Nos encargaremos de todo lo relacionado con tu Web, sin causarte molestias ni pérdidas de tiempo, permitiendo centrarte en tu negocio, convirtiéndola en un arma real comercial con la que lograrás ventas y resultados.

¡Quiero que mi Web pase a ser súper-Web!

¡Mozilla Firefox etiqueta tu Web al igual que lo hace Google Chrome!

Con el mismo objetivo que Google Chrome, Mozilla Firefox ha puesto en marcha la advertencia de ‘Sitio no seguro’, y lo hace agregando un candado tachado en la barra de navegación pues así, los usuarios, pueden percatarse de que algo no está del todo bien con el sitio donde están tratando de ingresar datos o de rellenar algún formulario.

Tanto Chrome como Firefox parecen muy decididos a hacer presión para que quienes tengan una Web, puedan asegurarse de que su público navega en ella con total confianza; y bueno, esto resulta lógico y ventajoso para quienes poseen un comercio electrónico, pues les ayuda a ganar la confianza de sus clientes.

¿Por qué Chrome y Firefox etiquetan tu Web con “No es seguro”?

Pero, ¿qué es un certificado seguro SSL?

Antes te decía que una página Web HTTP estándar no era completamente segura porque le faltaba un certificado SSL; pues bien, un certificado SSL (Secure Sockets Layer) o capa de conexión segura es un certificado de seguridad global que se implementa en las páginas HTTP para hacerlas sitios Web seguros de transferencia de datos.

El certificado seguro SSL lo que hace es blindar todo el sistema de transferencia de datos, creando un sistema cerrado, el cual no deja espacios para que espías cibernéticos puedan acceder a esos datos. Si hubiera un intento por violentar la seguridad, el ladrón cibernético no lograría ‘oír correctamente’ la información transmitida sino que, lo único que hallaría, sería interferencias y ruidos sin sentido.

Mediante este certificado, se asegura una comunicación privada entre el servidor de la Web y el navegador. Cuando una Web HTTP cuenta con el certificado seguro SSL, en lugar de acceder vía HTTP estándar, pasa a ser accesible vía HTTPS (conexión segura), lo que significa que tanto Chrome como Firefox entienden que los usuarios pueden tener total libertad de hacer transacciones o proveer datos personales en esa Web, sin que la privacidad del cliente se vea comprometida.

¿Necesito realmente que mi página Web funcione bajo HTTPS?

¡Por supuesto que sí! Me asombro al ver cómo mucha gente sigue haciéndose esta pregunta.

No sé si será porque tienen mucha fe en que los piratas informáticos y hackers nunca sabrán de la existencia de su página Web, o porque lo dejan todo ‘a la buena de Dios’. Pero déjame ser más enfático al respecto:

O migras tu Web HTTP a HTTPS cuanto antes, o tus posibles clientes migrarán a tu competencia, ¡en un abrir y cerrar de ojos!

Aunque parezca que soy radical con esto, es la dura realidad.

Necesitas ofrecer tu Web a través de HTTPS porque, el certificado SSL, te asegura de que los datos cargados en tu Web van encriptados y llegan a donde deben, sin ser emboscados en el camino; una Web HTTPS te hace menos vulnerable a la piratería, protege la información sensible de tus usuarios y reduce el riesgo de inyección de códigos maliciosos o virus.

Si quieres mantener tu cartera de clientes, aumentar tu tráfico, disminuir tu tasa de rebote y mejorar tus ventas, no puedes permitir que alguien como Google o Firefox te dejen la advertencia ‘No es seguro’, pues su palabra es ley en este mundo online en el que vivimos, y te conviene tener una excelente relación con ellos.

¿Qué efectos tiene la etiqueta ‘No es seguro’ en tu Web?

Los usuarios que aman comprar de forma online o que suelen pasar mucho tiempo en internet (es decir, la mayoría de gente hoy día), están cada vez más documentados acerca de la seguridad a la hora de navegar.

Como su estilo de vida está ligado a las redes sociales, los comercios electrónicos, los blogs de moda o cosas de este estilo, han aprendido a ser más perceptivos a la hora de confiar en una Web, y si de entrada, en la barra de navegación se les advierte que la Web no es segura, ¿qué crees que pasará? ¿Crees que se quedarán en tu Web conociendo ese riesgo con sus datos personales, de pago y tarjeta bancaría?

¡Nada que ver! Lo normal es que los usuarios salgan huyendo de esa Web y decidan no navegar en sitios que no sean aprobados por sus amigos favoritos: Chrome y Firefox.

Todo este escenario deja efectos negativos, que a veces pueden ser difíciles de revertir, como un mal posicionamiento en buscadores Web, un porcentaje de rebote desalentador, falta de confianza, una baja autoridad como marca, una tasa de conversión no deseada, y qué decir de la imposibilidad de aparecer en las búsquedas móviles, pues Google le da prioridad a aquellas Web que son HTTPS a la hora de las búsquedas móviles, las cuales van en aumento y están liderando las ventas online.

¿Cómo deshacerte de la advertencia ‘No es seguro’ para siempre?

La única forma de librarte de la advertencia ‘no seguro’ de Chrome y Firefox para siempre es migrando tu Web HTTP a una HTTPS, lo que significa que debes obtener un certificado SSL para ello.

Antes, estos certificados eran muy costosos, y debido a ello, muchos dueños de páginas Web estaban reacios a hacer tal inversión, pero ¡enhorabuena! esto cambió, gracias a la salida al mercado de certificados SSL gratuitos, como los que ofrece Let’s Encrypt, por ejemplo.

Hoy día, tienes muchas opciones gratuitas para obtener un SSL.

En el caso de que tengas un comercio electrónico y desees ofrecer un certificado SSL de pago, para acceder a funciones adicionales, puedes hacerlo sin tener que dejarle un cráter a tu bolsillo.

A continuación, te cuento qué opciones tienes para poder conseguir un certificado SSL para tu Web HTTP.

Obtener un certificado seguro SSL

Certificado SSL de los proveedores de alojamiento

Algunos proveedores de hosting o de alojamiento Web han sumado esfuerzos con Let’s Encrypt y otras empresas para garantizar certificados SSL gratis; además, estos proveedores te guían en todo el proceso de instalación y configuración, o también te permiten renovar tu SSL, en caso de que ya tuvieras uno.

Hay varios tipos de SSL, pero el más básico y el que suele ser gratuito, es el SSL de validación de dominio, y es precisamente este el que Let’s Encrypt puede proveerte sin que tengas que pagar.

Certificados gratuitos de Let’s Encrypt

Seguimos con Let’s Encrypt, pues fueron ellos quienes abrieron las puertas a los certificados SSL gratuitos y es por eso que gozan con el aval y la promoción de los propios Chrome y Firefox, así como de muchos anfitriones de WordPress, como WP Engine o SiteGround, por ejemplo.

Si tienes un sitio en WordPress, la opción más sencilla, fácil de instalar y gratuita, es conseguir un certificado de Let’s Encrypt, y dependiendo de tu hosting, podrás migrar tu Web no segura a una HTTPS en unos pocos pasos, y de manera instantánea. ¿Qué vas a esperar?

Certificado compartido de Cloudflare

Otra opción gratuita que podría interesarte, es conseguir un certificado compartido de Cloudfire, para lo cual deberás registrarte en su sitio Web y solicitarlo en la sección ‘Crypto’. Una vez allí, deberás indicar que autorizas el modo ‘protección completa’ y se iniciará el proceso de asignación del certificado SSL a tu Web, lo cual podría tardar unas 24 horas.

Este tipo de certificado, aunque compartido, es lo suficientemente útil para proteger a tus usuarios y eliminar la advertencia ‘No es seguro’ de Chrome y Firefox para siempre.

Certificado seguro de pago

Como te decía, hace tiempo la única opción de obtener un certificado SSL era pagando uno, y esto era muy costoso, limitando así el acceso a quienes gozaban de una Web con grandes dividendos o para quienes tenían amplios presupuestos.

Hoy día, cualquiera puede comprar un certificado SSL sin tener que invertir muchísimo dinero.

La ventaja de un certificado de pago, es que te pone más opciones sobre la mesa, como por ejemplo un sello de seguridad o te da garantía adicional.

Este tipo de certificado suele tener validaciones adicionales que resultan de mucha ayuda para quienes tienen un negocio online, o cualquier otro tipo de Web que involucre transacciones y pagos, como los que se hacen por PayPal u otras compañías similares; pues de no ser así, estas procesadoras de pagos y transferencias de dinero, estarán indispuestas a aliarse con comercios electrónicos que no garanticen una conexión SSL completamente segura.

Conseguir una copia de seguridad

El primer paso que te recomendé, es obtener un certificado SSL; como pudiste ver, son variadas las opciones que tienes para ello, las cuales van desde un certificado gratuito de un hosting, un certificado de Let’s Encrypt, un certificado compartido o un certificado de pago.

Ahora, es importante que seas muy cuidadoso para crear una copia de seguridad de tu Web, pues de no hacerlo, podrías poner en riesgo toda la información, y te aseguro que es lo último que quieres.

Agregar los códigos del SSL para que los usuarios accedan al sitio seguro

Ahora debes agregar los códigos del certificado SSL a tu página de inicio de sesión y al área de administración; una vez que se agregan los códigos correspondientes, ya todo está casi listo, sólo falta redirigir a tus usuarios al sitio, ahora seguro, de tu Web o tu nueva página HTTPS.

En este caso, necesitas ubicar el archivo .htaccess y agregarle un fragmento de código con el cual formalmente le indicas al servidor que tu Web ahora sólo permitirá una conexión segura mediante SSL con el navegador.

Convierte todas las páginas de tu Web en HTTPS

Como es lógico, de nada sirve que la página de inicio de tu Web, y una que otra página, sean HTTPS, pero el resto no; es como ser medianamente seguro y eso es lo mismo que no serlo, ¿verdad?

Así que el último paso a seguir, es agregar SSL a todas tus páginas. Este proceso es muy sencillo, sobre todo en WordPress, pues existen algunos plugins gratuitos que, casi de forma automática, convierten tu Web HTTP a HTTPS.

¿Debo preocuparme por hacer la transición de HTTP a HTTPS?

Esta es una pregunta válida; de hecho, es algo que todos deberían preguntarse, pues al hacer la transición de HTTP a HTTPS habrá grandes cambios en tu Web. Uno de ellos es que ahora los datos cargados o transmitidos al servidor deben ser cifrados, para posteriormente ser descifrados por el navegador. Este tipo de cambios puede disminuir la velocidad de carga de tu página y hacerla que no funcione de manera óptima.

Otro aspecto relevante, es que todo lo que exista en tu Web, como anuncios o encabezados de referencia, también deberán hacer la transición a HTTPS. Si bien esto podría llevar un poco más de tiempo, no es algo complicado ni una buena excusa para no hacer dicha transición.

¿Cuáles son los efectos negativos de migrar una Web estándar a una HTTPS?

Como toda transición, hay pequeños puntos en contra, y es normal que cuando hagas la migración de tu página HTTP estándar a una HTTPS (segura), sufras algunos efectos ‘negativos’, que para mí no son más que un ‘mal necesario’ que en corto tiempo dejará grandes activos.

Una vez que te has pasado al lado seguro de Google y Firefox, notarás que tu tráfico orgánico (desde buscadores Web) disminuye un poco, que tus clasificaciones en los buscadores también son más bajas, que los enlaces rotos, tanto internos como externos, te querrán volver loco y que la velocidad de tu Web no es óptima; pero esto es cuestión de tiempo, pues con un buen servicio SEO, como el que ofrecemos desde Xplora, podrás recuperarte en un par de semanas y tendrás la satisfacción de saber que tu página Web es segura para tus clientes.

Por cierto, también tienes que tener paciencia para esperar que de nuevo los motores de búsqueda indexen correctamente tus páginas HTTPS, pues al hacer el cambio, para ellos es como si la Web hubiese sido movida a otro sitio.

¿Suena un poco engorroso este proceso, verdad? Si te estás rascando la cabeza, déjame recordarte que más adelante será peor,  cuando ya ningún cliente quiera comprar, contratar servicios o confiarte sus datos personales en tu Web, por el hecho de llevar a cuestas  la etiqueta de Google y Firefox ‘No es seguro’.

No te dejes abrumar por estos efectos ‘secundarios’ de cambiar a HTTPS, pues es parte del trabajo; mejor visualiza todos los beneficios que conseguirás por cumplir con los parámetros que te indican los buscadores. Aquí te cuento más sobre las ventajas de una HTTP con certificado SSL para el SEO.

¡Enamora a Google y a tus clientes con tu súper-Web!

Exprimiremos tu Web hasta que te enamore: bien posicionada en Google, segura y rápida y, sobretodo, eficaz y rentable para tu empresa; atrayendo potenciales clientes y logrando ventas. ¡De una vez por todas!

¡Quiero que mi Web vaya como un cohete!

Conclusión: elimina la etiqueta ‘No es seguro’ con el HTTPS

Aunque parezca lógica mi conclusión, ¿qué más puedo decirte? ¿Cómo agregarle color a una nube gris? Sólo puedes librarte de la advertencia ‘no seguro’ de Chrome y Firefox si cambias tu Web a una Web HTTTPS.

No pienses en los efectos secundarios de ello, aunque obviamente deberás considerarlos, sino visualiza todo lo bueno que esto te traerá, empezando porque evitas problemas con los motores de búsqueda y porque te haces más confiable para tus clientes y tu público objetivo.

Contar con una súper-Web es un primer paso, pero debes empezar con ofrecer una plataforma segura, donde la gente se sienta confiada en enviarte sus datos personales y financieros. ¿Qué esperas para conseguir más conversiones? ¡Migrar a HTTPS es un acierto seguro!

Te invito a que compartas esta información en las redes sociales, y hagas eco de la importancia que tiene contar con una Web o un comercio electrónico HTTPS.

Además, no dejes de hacernos llegar tus dudas y comentarios sobre este tema, pues será un placer poder ayudarte. No dudes en rellenar el formulario que encontrarás abajo y confíanos tus datos; nosotros ya somos HTTPS  :-)

¡El conocimiento debe ser compartido! :-)
Categorías:
  Mantenimiento Web, Marketing digital

Dejar un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.