Errores comunes al redactar los contenidos de la página Web

Por Javier 3 años atrásSin comentarios
Errores comunes al redactar los contenidos de la página Web

El contenido siempre será el rey de Internet y hoy revisaremos los errores de copywriting – redacción de contenidos persuasivos – más comunes y cómo evitarlos.

Sin importar lo que vendas en Internet, el contenido siempre será el rey. Sí, incluso al vender productos en tu tienda, lo que hace la conexión con el usuario es la descripción de los mismos, las imágenes que se muestran, el precio, entre otras cosas; todo eso es considerado “contenido”.

Hoy quiero que revisemos los errores de copywriting más comunes y que obtengas consejos al escribir contenidos Web.

¿No te pasa que entras a una página Web, todo es bonito, pero sientes que lo que lees no te llama la atención? Eso se debe a que existen errores al escribir los contenidos Web.

No nos vayamos muy lejos; tu página Web puede estar pasando por eso. Sí, tu página Web, ¡no te gires a mirar al de al lado! Y no es que tu proyecto no salga adelante, sino que, seguramente podrías estar haciéndolo mucho mejor.

¡Haremos que tu web enamore a tus clientes!

Exprimiremos tu página web hasta que enamore: bien posicionada en Google y demás buscadores web, segura, rápida y, sobretodo, eficaz y rentable para tu empresa, ¡atrayendo potenciales clientes y logrando resultados reales!

¡Ver planes y precios!

Yo te invito a que sigas leyendo, bien sea porque tu página está siguiendo el rumbo del Titanic, o porque estás buscando consejos al escribir nuevos contenidos. ¡Vamos a detectar y resolver esos errores de copywriting!

No tener llamadas a la acción bien definidas

Este error al escribir contenidos Web es muy común y te voy a dar una solución sencilla para que desaparezca.

Pregúntate ¿Para qué estoy creando este contenido? ¿Qué quiero que haga el usuario cuando termine de leerlo?

La situación es ésta: todo el contenido que se crea en una página Web debería ayudar a vender tu producto o servicio.

El primer objetivo es captar la atención de tus potenciales clientes y lo has logrado porque ya te están leyendo, pero en un punto el lector se va a preguntar “¿Qué hago ahora? ¿Leo otro artículo? ¿Les envió un correo? ¿Me voy?”.

Tú eres quien debe guiar al lector, sugiriéndole acciones específicas. Puede ser, por ejemplo, que quieras que se suscriban al boletín de noticias por correo. Si es un visitante recurrente y en camino a convertirse en un consumidor, quizás quieras que vaya a la información del producto. Esto son dos posibles ejemplos.

Por tanto, mi primer consejo de copywriting es que definas acciones en cada contenido. Eso sí, acciones lógicas que vayan acompañadas con lo que ofreces en el texto, o en las imágenes o en el vídeo.

Debes tener en cuenta que existen niveles de profundidad en los temas que desarrollas y que, asimismo, las acciones se van haciendo más complejas, hasta que finalmente logras ganar la confianza de los usuarios con tu página web.

Errores comunes al redactar los contenidos de la página Web

Falta de contenido que acompañe las etapas de conversión

Va en línea de lo comentando anteriormente ¿Verdad? No solo se trata de hacer llamadas a la acción (CTA), sino que debes brindar contenido con distintas profundidades.

Cada etapa de conversión se puede traducir como que el lector está más interesado en lo que vendes y es más propenso a comprarlo.

Para lograr que avance por ese camino, debes ir agregando valor específico a cada contenido.

La siguiente experiencia te puede servir como consejo al escribir contenidos Web, pero sobre todo para organizarte.

Hace ya algún tiempo, trabajamos en un proyecto para un Blog de una empresa de software, y la manera de asegurarnos que estábamos creando contenidos para cada etapa del camino de conversión fue plantear un tema general y dividirlo en cuatro secciones que serían artículos en el blog.

Como resultado teníamos un primer artículo que era de conceptualización de la idea; el último era un caso práctico del tema. Para ese momento (el último artículo) el lector había leído tres artículos sobre el tema; se iba haciendo experto y creyendo en la veracidad de la información y en quien la brindaba. En ese punto aprovechábamos para convencerlo para que comprara.

De hecho, que no siguiera el orden de los artículos no suponía un problema, porque si era su primera vez en la página y entraba por el último artículo, siempre tenía la opción de ir al principio del tema.

No aprovechar al máximo los testimonios

¿Cuál es el error más común de copywriting relacionado con los testimonios? ¡Qué los tienes todos en una misma página! La manera de optimizar el uso de los comentarios y testimonios es que los muestres en páginas estratégicas que ayuden a que el visitante realice la acción propuesta.

Por ejemplo, si es una página de producto, entonces muestra testimonios de las personas que dicen lo bueno que es ese producto. Si es la página de envíos, o el checkout, entonces muestra los testimonios de los buenos tiempos de entrega, o algo relacionado.

Recuerda, todavía hoy en día los testimonios influyen en la decisión de otros compradores o consumidores ¡Aprovecha esa ventaja si los tienes!

Contenido sin relevancia local

Si algo es cierto en muchos negocios en Internet es que atienden a un mercado local.

Puede que tu página Web tenga visitas de todos lados, pero esos no son tus potenciales clientes; es por eso que debes atender la a necesidades más locales, siempre que sea necesario.

¿Cómo? ¡He aquí mi consejo de copywriting! Adapta tu contenido a las características del entorno de tus potenciales clientes. Adáptalos al clima, a la situación social, a la economía, a las tradiciones, a cualquier factor que haga que el contenido sea más relevante para ellos.

No hablar de precios

El mejor ejemplo de lo molesto que puede ser esto, seguro que te sucede en los grupos de Facebook. ¿No te ha pasado que publican algo y al final indican “contacta para saber el precio”? ¡No hay nada peor!

Por mucho que tu estrategia sea no decir el precio para que la mayoría se ponga en contacto contigo y que puedas negociar, el cliente promedio no cae en ese razonamiento.

El lector con intención de comprar necesita de inicio, por lo menos, un rango de precios. Si tu competencia lo ofrece y tú no, tiene todos números de robarte ese potencial cliente.

En la mayoría de los casos, no hay una estructura de precios definida y por tanto no puedes hablar de cifras exactas. Pero puedes hacer como hacen muchos; fijar ofertas especificas e invitar al lector a que te contacte si ninguna de esas ofertas satisface al 100% sus necesidades.

No adaptar el lenguaje al público

Es muy importante que todo el contenido redactado para tu página Web sea creado considerando a quién va dirigido. Un lenguaje muy formal, para un público muy joven, no es correcto, así como no lo es, hacer bromas si vendes servicios funerarios.

El uso de expresiones, la formalidad con la que escribes, incluso el tipo de letra (tipografía) que usas, afecta a la percepción del mensaje por parte del visitante. El mejor consejo al escribir contenidos Web es que conozcas a tu audiencia.

Enfocar tu discurso a todo el mundo

¿Tu producto está dirigido a todos los posibles tipos de compradores y mercado? No, al menos que vendas agua, e incluso así te diría que no.

Siendo que no le vendes a todo el mundo, redacta el contenido enfocado solo a la parte que te interesa, pues eso promueve la empatía; es un consejo al escribir contenido Web que le ha servido a muchos para tener un gran éxito.

Si el lector se siente verdaderamente identificado con tu contenido, probablemente le dé valor a tu empresa o negocio.

Errores ortográficos y fallas en el formato del contenido

El problema con los errores ortográficos es que le restan credibilidad al contenido. Muchos piensan “Si no es capaz de revisar el texto con detalle, ¿Qué calidad puede ofrecerme?”. No te digo que algún pequeño error de copywriting pueda pasarse por alto, pero es una alerta cuando es recurrente.

Una buena práctica y consejo de copywriting es que alguien más corrija el texto o, si no tienes presupuesto para pagar a otra persona, escribe, espera unos días y luego revisas. Puedes repetir ese proceso dos veces para asegurarte que no queden errores al escribir contenidos Web.

Con respecto a las fallas con el formato, puedo darte muchos ejemplos, pero a mí me parecen importante dos especialmente.

  1. La forma en que se presenta la información.
    Visualmente, el contenido escrito es más atractivo si se desglosa en partes que inviten a leer, por ejemplo, párrafos cortos, junto con subtítulos.
  2. El desarrollo del tema o de la historia.
    Tu contenido debe estar redactado de manera que sea empático con el lector, es decir, que cree puntos en común y la promesa de dar satisfacción de una necesidad o duda. Una vez que el lector se siente identificado, puedes plantear porqué la solución que le ofreces es la mejor, en el caso de que sea contenido para describir productos o servicios.

Falta de organización para la creación de contenido

Hace poco te di un ejemplo de planificación de contenidos, y créeme, es un trabajo tedioso, pero que te ayuda a ahorrar mucho tiempo y a auditar lo que has hecho.

Es tan sencillo como plantear qué contenidos se van a crear y cuándo se van a crear.

Es una muy buena costumbre que te ayuda a tener un inventario de contenido; la misma resulta útil, tanto para posicionamiento, como para saber qué temas puedes tocar en los siguientes meses. Incluso, puede servirte para crear contenido alusivo a una celebración específica.

Falta de perseverancia

Una página Web no se hace exitosa de un día para el otro, siempre te lo he dicho. Quien cree que a la semana va a tener un contenido viral con miles de visitas en su página, es una persona que comete un gran error.

Debemos ser persistentes y entender que es un proceso que lleva tiempo, de hecho, podrías evaluar qué tanto has hecho para que tu página se posicione, allí te darás cuenta que probablemente estés pidiendo más de lo que das.

Repetir temas

Es resultado de una mala planificación. Pero debes estar consciente de algo, no se trata de que no debas actualizar ciertos contenidos que han ido quedando en el pasado, sino de que no repitas dos veces el mismo tema.

Te digo, a nivel de SEO, dos artículos con las mismas palabras claves y el mismo tema, entran en una competencia, que se conoce como canibalización de palabras clave; solo una de ellas va a sobrevivir a los resultados de búsqueda.

Tú, en este caso, vas a perder tiempo y esfuerzo en un contenido que no se va a posicionar bien, y que puede estar evitando que la otra página esté mucho más arriba en los resultados.

Errores comunes al redactar los contenidos de la página Web

Arquitectura del sitio y enlazado interno pobres

Si bien, con una llamada a la acción el usuario sabe qué hacer luego. A nivel de organización del contenido, debe haber una estructura lógica.

El enlazado interno ayuda a los motores de búsqueda a recorrer tu página Web y sirve para dar sugerencia de contenido relacionado al visitante.

La arquitectura Web bien definida hace que tu página sea fácil de navegar. En muchos casos, la buena arquitectura queda plasmada en el menú de tu página.

La manera de solucionar este error de copywriting es definiendo una estructura lógica desde el principio que permita la inclusión de nuevo contenido de manera ordenada.

No tener en cuenta el SEO

En este caso se trata de SEO onpage. Uno de los principales errores SEO del copywriting es que no se planifica el uso de palabras claves, o la densidad, o la optimización de imagen, o cualquier otro aspecto de SEO del que ya hemos hablado.

Pasa mucho, y es consecuencia de la poca planificación del contenido. Recuerda que depende de la optimización para motores de búsqueda que tu contenido tenga mejores posibilidades de posicionarse.

No enfocarse en los enlaces externos

Los enlaces externos aportan autoridad a tu contenido.

Los enlaces externos les dicen a los buscadores Web y a los usuarios “¡Hey este contenido es bueno, me gusta!”

Esto puede pasar de manera natural, y pasa en páginas Web ya consolidadas.

En el caso de que no pase en la tuya, debes salir a buscar esos enlaces y hacer Linkbuilding. Habla con otros blogs, propón que lean el contenido, si es bueno, de seguro lo reseñan.

Falta de diversificación de medios

Yo tengo un dicho muy personal: “Si te quedas en tu página Web, te mueres en tu página Web”

Con esto me refiero a que, si no sales a buscar tráfico para tu contenido, es difícil que lo consuman.

El problema aquí es que, para salir a vender tu contenido, debes colocarlo en la forma más atractiva según el entorno en que esté. Por ejemplo, en Instagram no es atractivo el contenido basado en texto, en ese caso tendrás que trabajar con imágenes o con videos; así con cada sitio en donde quieras distribuir el contenido.

Debes trabajar arduamente en esto, pues es la clave del éxito para ganar visitas que luego se pueden convertir en clientes.

Páginas duplicadas por migración de HTTP a HTTPS

Este no es un error al escribir contenidos Web, pero afecta el desempeño de tu contenido. Si existe más de una manera de acceder a tu página Web, significa que la relevancia del contenido se divide, incluso, en algunos casos, puede llevar a una penalización.

La solución es muy técnica, requiere que se den indicaciones en el htaccess, redirigiendo todas las paginas HTTP a HTTPS.

No analizar los datos

¿Alguna vez has intentado conducir con los ojos vendados? No, ¿Cierto? Entonces ¿por qué sigues sin analizar los datos de tu página Web?

Cuando analizas datos te das cuenta de cosas como: cuáles son las páginas más visitadas, cuánto tarda una persona en tu sitio, cuánto tarda en cargar, el número de páginas promedio que visita una persona, entre otras cosas.

Esa información es la que te va a ayudar tomar decisiones con respecto al contenido.

¡Te ayudamos a mantener tu web siempre al 110%!

Nos encargamos de todo lo relacionado con tu página web, para que ofrezca resultados reales a tu empresa, sin causarte molestias ni pérdidas de tiempo, con lo que podrás centrarte completamente en tu negocio.

¿Qué te proponemos?

Conclusiones

El mejor consejo de copywriting que te puedo dar es que te organices y que traces un plan para atacar el contenido de tu página Web.

Si redactas un manual con directrices de cómo se debe crear el contenido, cuáles son los objetivos, a quién va dirigido, cuál debe ser el tono y cuando se va a publicar, probablemente tengas un mejor resultado.

Siempre recuerda, todo plan está sometido a la mejora continua, es decir, no se trata de que establezcas normas que sobrevivan a la eternidad. Si es necesario cambiar algo de tu plan, entonces hazlo.

Y si necesitas asesoramiento para diseñar el plan perfecto para tu página Web, ¡Contacta con los Xploradores! ;-)

Fotografías cortesía de / photographs courtesy of Freepik

Categoría:
  Marketing digital

Dejar un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

8 + diecinueve =