Landing page ¿Qué es y cómo optimizarla?

Por Javier 4 años atrásSin comentarios
Landing page ¿Qué es y cómo optimizarla?

La landing page es una página optimizada para que el usuario realice una acción específica planificada por la empresa y su finalidad convertir a los usuarios en clientes, o atarlos de alguna manera.

Por definición, una landing page no es más que cualquier página en donde “aterriza” algún usuario de Internet; los motivos, ni los medios definen una página de aterrizaje. Con el tiempo, y desde el punto de vista del marketing y diseño web, una landing page es una página optimizada para que el usuario realice una acción específica planificada por la empresa.

Por lo general, las páginas de aterrizaje tienen como finalidad convertir a los usuarios en clientes, o atarlos de alguna manera; la mayoría del tráfico hacia estas páginas es logrado a través de publicidad, tanto en motores de búsqueda, en banners o en redes sociales.

Ahora bien, una cosa es lo que dicen los profesionales de cualquier empresa de marketing online, de las páginas de aterrizaje, y otra muy distinta lo que vemos en la práctica cada día en Internet.

Landing page, la teoría versus la realidad

Cuando el marketing define landing page, hace hasta lo imposible por dejar en claro que una landing page no es igual a tu página de inicio, pero si tú has navegado por Internet tanto como yo, sabrás que la mayoría de los anuncios de pago (SEM / PPC) y búsquedas orgánicas, dirigen a la página de inicio del sitio Web; en este caso la landing page es igual a esa página de bienvenida.

El marketing digital no hace la diferencia entre una y otra por puro capricho, sino más bien porque trata de sacarle el mejor provecho a la inversión en publicidad.

El problema con enviar tráfico a la página de inicio es que, el usuario se distrae con las distintas opciones que le das. En cambio, si llegara a una página especialmente diseñada, por ejemplo, para la conversión, se centraría en esa acción, es decir, podrías controlar su interacción con la página.

Hasta ahora debes saber que, en el caso de que uses tu página de inicio como landing page de tus anuncios, ésta debe tener un objetivo claro y una muy evidente llamada a la acción; tarea que es difícil de alcanzar.

¿Por qué usar landing pages?

Sencillo, con la landing page tienes la posibilidad de delimitar lo que quieres que haga quien te visita y, por tanto, es más probable que le preste atención a lo que en verdad te importa a ti como negocio.

Si lo vemos desde el punto de vista del dinero. Si sabes diseñar una página que no cree distracciones en tus potenciales clientes, las posibilidades de alcanzar tu objetivo se multiplican, por lo que la inversión se ve más justificada (tanto el pago de publicidad como de construcción del sitio y su posicionamiento orgánico).

De hecho, una de las características esenciales de una página de aterrizaje es que no lleva al usuario a ningún otro lado; en ese sentido le das dos opciones: o lee la información y realiza la acción, o simplemente cierra la pestaña de su navegador.

Ahora bien, va a depender de tus objetivos, el tipo de landing page que escojas y uses. En algunos casos, las páginas no se crean para vender algo, sino para que el sitio, por ejemplo un Blog, vaya ganando visitas y haciéndose popular. En ese caso, la landing page puede ser la página de inicio o algún artículo que pueda causar interés entre los usuarios.

Evidentemente, el marketing se enfoca en la realización de acciones específicas que luego se traduzcan en la ganancia y por eso es que define landing page como una página de conversión o que abre el camino a la conversión.

¿Es tu landing page una buena landing?

¿Es o no es? He allí el dilema. Personalmente pienso que una landing page es buena si cumple con los objetivos que te has fijado. El problema comienza cuando no tienes tus objetivos claros.

Muchos negocios en Internet contratan publicidad, o consiguen enlaces, u otros servicios del Trafficker Digital, que le generan tráfico hacia su sitio Web, pero no saben qué quieren mostrarle a sus usuarios, mucho menos qué acciones quiere que realice.

Por ejemplo, si tu objetivo es ganar nuevos suscriptores para tu newsletter, puedes medir cuán buena es tu landing page comparando el número de personas que llegan con el número de personas que completan la acción.

¿Se puede optimizar? Si, evidentemente y hablaremos ahora.

A tener en cuenta para optimizar tu landing page

Ahora te dejo algunos puntos que debes tener en cuenta cuando estés creando y optimizando la página de aterrizaje para tu sitio Web. Cada punto es vital para el éxito de tus campañas de marketing.

Libre de distracciones

Lo he dicho en un principio, una buena landing page es aquella que está pensada para realizar una acción específica y por tanto debe evitar las distracciones.

Cuando se habla de landing pages se usa el término “fugas” para referirse a aquellos usuarios que llegan a esta página y que han clicado sobre algún otro enlace; enlace que en teoría no debería estar allí causando distracciones.

Por convención, las landing pages no cuentan con un menú de navegación, ni dan la opción de dirigirse a otra página dentro del sitio Web, eso evita que el usuario se distraiga.

Las distracciones no solo provienen de los enlaces que dejamos en la página, sino de una mala planificación del contenido. Por ejemplo, una landing page con más de una llamada de atención puede causar distracción.

Una clara llamada a la acción

¿Qué es lo que quieres que haga el usuario una vez que aterriza en la página? Esa acción es la que debe destacar del contenido.

Sencillo, si deseas que el usuario se descargue un libro electrónico y que, a cambio, deje su dirección de correo electrónico, debes estructurar el contenido para que esa sea la acción más lógica a realizar.

Tener más de una llamada de atención (CTA), como ya te dije, suele ser negativo, porque das opciones a los usuarios y eso hace que sus acciones sean más impredecibles.

La llamada a la acción debe hacerse en varios puntos de la página, de manera tal que el usuario pueda realizarla en el momento justo que quede convencido, es por eso que, en las buenas landing pages, vemos que se repite el mismo botón a lo largo del contenido o que el formulario baja según el usuario va avanzando en la visualización de la página.

Formularios sencillos

Una de las estrategias que mejor funciona para tener una landing page exitosa es simplificar la solicitud de la información al máximo. No pidas que rellenen formulario con mucha información que les ponga a dudar, mejor capta información que te mantenga en contacto con tus potenciales clientes.

En algunos casos, los objetivos de la página es captar información personal del usuario, pero para lograr el objetivo, el contenido debe ser tan valioso que se justifique la acción de rellenar el formulario.

Buena velocidad de carga

Si un usuario clica un enlace, llámese banner o enlace en algún texto que está leyendo, espera que información cargue rápidamente, es por eso que debes mejorar la velocidad de carga de tu web hasta lograr que la velocidad de tu landing page debe ser óptimay contar con una buena optimización del rendimiento web (WPO o Web Performance Optimization).

Contenido atractivo

Este es un punto que nunca puede quedarse fuera. Si bien puedes crear landing pages sin distracciones y con objetivos claros, lo que exprese el contenido es lo que va a determinar que el usuario realice la acción. De más está decir que debes agregar tanto valor como sea posible. Recuerda: tanto das, tanto recibes.

El contenido de esta página debe ser ameno y entretenido, al mismo tiempo de hacer de tu oferta algo irresistible para el usuario. Por lo general, se suelen usar títulos y subtítulos llamativos, vídeos e imágenes que convenzan al usuario.

¿Desde dónde proviene el tráfico?

Te he hablado de landing pages y lo suelo asociar con los anuncios pagados en redes sociales o campañas de marketing en motores de búsqueda, pero no son los únicos medios para generar tráfico.

De hecho, si nos vamos a lo estrictamente válido, los resultados orgánicos son una forma de generar tráfico que termina en una landing page, y eso puede ser un gran problema.

Cuando el origen de la visita es controlado, es decir, viene de un anuncio pagado, tú puedes dirigir la atención a una landing page optimizada. Pero si llega de un resultado orgánico, el usuario termina, muy probablemente, en la página de inicio que no se ajusta a nuestra definición de página de aterrizaje optimizada.

¿Significa esto que debo diseñar todo mi sitio Web como si fuese una landing page? No necesariamente, pero sí deberías redirigir – llamando su atención – a los usuarios que lleguen a esta página, hacia las que están optimizadas según tus objetivos de marketing.

Algunos tipos de landings comunes

Como te he dicho antes, para diseñar una landing page debes tener objetivos específicos y, según esos objetivos podríamos definir varios tipos de páginas de aterrizaje.

Páginas informativas

Este tipo de páginas web es bastante sencilla, de hecho, las acciones programadas no existen. Se usan mayormente para que el usuario, y potencial cliente, sepa que existe el producto, que existe la marca, y que ofreces tales beneficios.

Estas páginas son tan sencillas que ni siquiera ofrecen formularios para que los clientes dejen sus datos, aunque puede incluir algún enlace a otra página dentro de sitio Web para ampliar la información.

Páginas para captar leads

Los leads también pueden considerarse como potenciales clientes, es decir, son usuarios a los que podemos convencer de comprar lo que vendemos.

La generación de leads, por lo general, está caracterizada por el envío de un formulario con datos personales. Las páginas de aterrizaje de este tipo deben ser capaces de plantear la oferta de tal manera que el usuario esté dispuesto a dar sus datos.

Por lo general, el envío del formulario se logra gracias a que se ofrece algún tipo de recompensa, quizá un descuento, quizá un regalo.

Páginas de venta

La acción que se busca con estas páginas es la compra del producto. Por lo general, suele funcionar si el usuario ya conoce la oferta de nuestro negocio y está decidido a comprar.

Páginas para colectar direcciones de correo electrónico

Esta página también busca la generación de leads, pero de una manera mucho menos invasiva. Por lo general, solo se solicita la dirección de correo electrónico a cambio de un premio, quizá la inscripción un Webinar o la descarga de un libro electrónico.

Define tus objetivos y diseña tu landing page

Por mucho que no quiera ser restrictivo, debo aconsejarte que diseñes tu landing page según los criterios que te he dado. Vas a notar la diferencia entre usar una landing page sin distracciones y con una sola llamada a la acción, y usar una página de inicio que lleva al usuario a todos lados.

En Xplora somos una empresa de diseño y desarrollo de páginas web y podemos ayudarte en el diseño de una landing page que de resultados reales.

Y por último, te dejo una infografía muy interesante como resumen de todo lo comentado anteriormente y que puede serte de utilidad a la hora de diseñar una landing page.

Landing page ¿Qué es y cómo optimizarla?

Categoría:
  Marketing digital

Dejar un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

19 + quince =