Diseño de páginas web; ¿Qué es, beneficios y para qué sirve?

Por Javier 2 meses atrásSin comentarios
Diseño de páginas web, ¿qué es, beneficios y para qué sirve?

El diseño de páginas web es la acción de planificar, diseñar, implementar y mantener la interfaz interactiva y funcional de cualquier sitio web, con los objetivos de transmitir fielmente la imagen de la empresa o marca y, a la vez, lograr una experiencia del usuario final agradable e intuitiva.

¡Calcula el presupuesto de tu web en un minuto!

En un minuto sabremos todo lo necesario para enviarte el presupuesto de tu página web hoy mismo, sin esperas, sin mareos y sin pagar de más, ¡solo por lo que realmente necesitas para lograr tus objetivos!

¡Calcula tu presupuesto!

Tim Berners-Lee, físico del Centro de Investigaciones Nucleares (CERN) jamás podría haberse imaginado que después de 30 años de su creación, las páginas web serían el motor que mueve las comunicaciones y el comercio mundial. Su proeza daría paso a la gigantesca telaraña de la información que cambiaría el mundo por completo.

La primera página web por sí sola no causó mucho furor en su momento, pero hoy —para todos—navegar por la web se ha convertido en una actividad inevitable. Ahora mismo, no podríamos preguntarnos: ¿qué haríamos sin Internet, los navegadores y los colosales sitios web? No solo porque son el centro mundial del marketing electrónico sino porque son “todo en nuestra cotidianidad”.

A lo largo de los años la web ha pasado por una serie de etapas que la han ido cambiando, mejorando y adaptando a las necesidades de las personas. Evitar que crezca y progrese, sería como intentar frenar un tsunami.

Conoce más sobre este fenómeno (pero no sobre el efecto natural), profundicemos sobre los beneficios del diseño de páginas web, en qué consiste, su importancia y las habilidades necesarias para lograr la calidad en la búsqueda de un diseño y desarrollo web infalible.

¿Qué es el diseño de páginas web?

Durante los primeros años del diseño web en España, pero también a nivel global, las páginas digitales se desarrollaron en una ambiente pasivo, de un proyecto netamente científico a webs corporativas, blogs, e-learning, plataformas educativas, gubernamentales, eCommerce, buscadores y mucho más. Todo fue cambiando, primero con la llegada de JavaScript, el Flash, el CSS, y luego, pasaron de un soso boceto con tablas y animaciones a un despegue alucinante. ¡Hoy, casi el 40% de las webs funcionan con gestores de contenidos (CMS)!

El diseño de páginas web es la acción de planificar, diseñar, implementar y mantener la interfaz interactiva y funcional de cualquier sitio web.

Es fácil perder la mirada ante millones de sitios web, sobre todo, si nos encontramos con diseños atractivos, con cientos de funcionalidades, responsivos o receptivos, personalizables geográficamente y, por supuesto, mucho más fáciles de navegar.

La cara visible de un portal web que involucra a las interfaces para mejorar la experiencia con los usuarios a través del diseño web eficiente. El imán que nos atrae y mantiene navegando en el sitio web. Esta fase fortalece la presencia digital de cualquier emprendimiento web a través de interfaces, como: sitios web, aplicaciones y servicios.

El diseño web tiene el objetivo de transmitir fielmente la imagen de la empresa o marca y, a la vez, lograr una experiencia del usuario final agradable e intuitiva.

El responsable de enamorar a todas las audiencias es el diseñador web, cuyo profesional cuenta con las habilidades necesarias para materializar el objetivo del proyecto. Veamos, cuáles son las técnicas involucradas en las diferentes fases del proceso del diseño de páginas web.

Diseño gráfico web

La primera página electrónica se caracterizó por ser estática y simple; carecía de color, gráficos e imágenes. Los vídeos y las animaciones no eran parte del prospecto, algo poco atractivo, antes y ahora. Sin embargo, ahora tenemos otra perspectiva de esa cara amigable que cautiva a los internautas mediante un diseño web aplicado al marketing y a la imagen corporativa que promociona la imagen de la marca.

Es el momento para que los diseñadores web den rienda suelta a su imaginación y se diviertan combinando colores, fuentes e imágenes, que pueden ir desde la apariencia más sobria hasta la más osada.

Diseño de interfaz

La interfaz es el vínculo entre el sistema y el usuario, ya sea de sitios web, aplicaciones móviles, videojuegos, software de computadora, entre otros. La interfaz digital debe ser natural, intuitiva y adaptada a las particularidades del público objetivo.

Los diseñadores deben asegurarse de que los usuarios interactúen con su ingenio a través de diseño de interfaces web simples y eficientes, guiándolos con facilidad en el entorno web.

Diseño de experiencia de usuario

Analizar con precisión las necesidades del usuario y atinarle, es el objetivo para una exitosa experiencia del usuario.

Para crear una experiencia de usuario óptima, se requiere que se tomen en cuenta factores como: las necesidades del usuario, facilidades de uso, utilidad de la plataforma, diseño y la eficiencia con la que el usuario puede conseguir lo que está buscando para lograr una interacción próspera.

Optimización en los motores de búsqueda

El diseño web también se debe enfocar en la optimización de motores de búsqueda (SEO) para asegurarse de que Google, Bing, Yahoo u otros buscadores indexen correctamente tu contenido y, de esta forma ampliar el espectro de audiencia para posicionar tu página web en el ranking de resultados de búsqueda.

Como puedes ver, el SEO en el diseño web desempeña un papel importante en el arte digital, por lo tanto, este debe ser útil, localizable, valioso, atractivo y accesible para mejorar la experiencia de los visitantes a tu página digital.

Diseño de páginas web, ¿qué es, beneficios y para qué sirve?

Diferencias entre el diseño web y el desarrollo web

Para referirnos a estos dos elementos debemos resaltar que ambos, son los pilares para la ejecución de un proyecto web y, aunque requieren de diferentes habilidades, persiguen los mismos objetivos.

Comencemos con los cimientos, el lugar donde se forja la web. Nos referimos al desarrollo, el cual concibe desde la planificación hasta la implementación del sitio. Aquí nos encontraremos con tres tipos de desarrolladores:

  • Desarrollador Front-End. Este desarrollador interactúa directamente con el cliente del desarrollo web para definir aspectos fundamentales para la interacción. Se centra en cómo los usuarios verán el producto.
  • Desarrollador Back-End. Este profesional, muchas veces confundido con el programador web, trabaja con el servidor web, enfocándose en el funcionamiento del sitio. Es el responsable de las bases de datos y el alojamiento.
  • Desarrollador Full-Stack. Son desarrolladores que tienen habilidades tanto de Back-End como de Front-End. Dos en uno.

En este punto puedes tener un dilema, entre lo qué es un desarrollador Front-End y un diseñador web; pero, no te preocupes, estamos aquí para despejarte todas tus dudas.

El desarrollador web Front-End está al servicio del cliente para luego codificar la interfaz. En contraste, el diseñador web se dedica en primer lugar a investigar al usuario para determinar cómo será su experiencia dentro del entorno web y luego, pensará en cómo debe estructurar todo, considerando las características que debe reunir.

El esbozo digital involucra el manejo de habilidades y herramientas que se centran más en cómo se siente y se ve la página web en el ciberespacio. Por otro lado, el desarrollador Front-End se dedica a implementar el diseño web (que ha realizado el diseñador web previamente) en Internet y a determinar cómo funciona esa implementación con el Back-End.

En otras palabras, podemos decir que el desarrollo web comprende el desarrollo Back-End, Front-End y Full-Stack; mientras que el diseño web, incluye, la interfaz del usuario, la experiencia del usuario, la optimización SEO y el diseño gráfico.

Elementos del diseño de páginas web

La llegada de la World Wide Web trajo consigo grandes desafíos. Las páginas lentas, donde solo se lograba intercambiar texto y pequeñas imágenes cambiaron para siempre. —La web despegó a lugares estratosféricos— Es así, como en el 2010, astronautas a bordo de la Estación Espacial Internacional de la NASA interactuaron por primera vez en la web en tiempo real; lo que permitirá mejorar su calidad de vida, evitando el aislamiento durante sus largas misiones extraterrestres.

No podemos imaginarnos una web sin Internet, del mismo modo, que no podemos desvincular el desarrollo web del diseño. Aunque ambos requieren un conjunto de habilidades diferentes, comparten el objetivo de construir un sitio web próspero.

Para tejer un impactante prototipo web en la gran red de redes, estas deben estar acompañadas de elementos visuales clave, como:

Diseño

La creatividad es primordial para los diseñadores. Una acertada fusión de matices determinará la organización de gráficos, anuncios y textos. El usuario debe apreciar lo que busca fácilmente, para lo cual, es necesario mantener la comunión entre el equilibrio y la consistencia para un proyecto en la red, especialmente cuando hablamos del diseño de una tienda online eCommerce.

Color

La selección del color dependerá en gran medida del propósito del proyecto web. Estos podrían definir tu personalidad o la imagen de tu organización. Pueden ir desde una idea simple en blanco y negro, hasta lo más atractivo y colorido.

Gráficos

Los gráficos, sin dudas, mejoran el desempeño web. Sintetizar la información en gráficos es un recurso valioso. Estos deben ser de fácil lectura e incluirlos de forma adecuada; de manera que contrasten con el contenido de la página web, sin congestionarla o ralentizarla.

Fuentes

En la variedad está el gusto, sin embargo, es conveniente usar varias fuentes para mejorar la imagen de tu página, pero los diseñadores web deben saber que la mayoría de los navegadores web solo admiten un selecto número de fuentes tipográficas, conocidas como «fuentes seguras para la web».

Contenido

El contenido y la estética van de la mano para brindar la mejor apariencia a tu página electrónica; la combinación de imágenes y textos le aportan valor agregado. Los textos útiles y con palabras clave relevantes cautivaran a tu audiencia, mientras que el contenido optimizado enamorará a los motores de búsqueda con la intención de posicionar a tu web en los mejores lugares del ranking. ¡Indudablemente, la apariencia y el estilo cuentan!

¿Por qué es importante el diseño web?

Pensemos en el arte web como algo más trascendental que una simple carta de presentación de tu página electrónica. Contextualicémoslo como la herramienta que permite explotar tu marca de la manera que deseas, aplicando las estrategias y el marketing visual correctos para conseguir que las personas acudan y se mantengan en el sitio web.

Las prácticas artísticas que apliques a tu página web reflejarán la primera impresión que darás con tu marca, lo que podría aumentar tú presencia en el mundo digital o, por el contrario, podría hacer que los visitantes abandonen la página si esta no satisface sus necesidades. Por eso, nuestra página web debe estar diseñada para atraer y no para ahuyentar a los internautas. La invención del diseñador debe estrechar la relación entre los clientes potenciales y la marca que promueves.

Un sitio web bien diseñado es un imán que satisface a la perfección la experiencia que buscan los visitantes. En otras palabras, le darás lo que buscan. Atraer a la audiencia adecuada para convertirlos en clientes.

Los diseñadores web deben enfocarse en la acertada triada conformada por la belleza, la forma y la funcionalidad; los cuales ofrecerán una experiencia de calidad a tu audiencia y, de esta forma impulsar a tu empresa al logro de todos sus objetivos.

Color del diseño de la página web, ¿cómo elegir bien?

¿Qué características tiene un buen diseño web?

Un buen diseño web está lejos de ser subjetivo ya que, por ningún motivo se debe centrar en el punto de vista personal, sino que debe enfocarse en el gusto del espectador.

Puede considerarse como bueno, un sitio web que convierte, es decir, aquel que consigue que el usuario realice una acción específica (Conversiones). Estas pueden ser: suscribirse a un boletín informativo, realizar una compra, abrir una cuenta, vincularse a una red social, realizar una descarga, acceder a más contenido en el sitio web, entre otros.

Una página web diseñada eficientemente reúne una serie de características para promover las deseadas conversiones:

  • Uso convincente del espacio negativo. Este es un elemento creativo que persigue usar el espacio negativo de forma inteligente para cosechar diseños originales e ingeniosos.
  • Llamadas a la acción claras y precisas. Presentar opciones claras al usuario evitando incomodarlo o confundirlo.
  • Distracciones limitadas. Establecer un recorrido del usuario bien pensado para conducir a las acciones deseadas; usando imágenes, botones y textos relevantes, de acuerdo al contenido de la página.
  • Diseño responsivo. “Adaptable”. Proporciona una experiencia de visualización personalizada para diferentes navegadores y plataformas. Un modelo versátil que se adapta a cualquier dispositivo: móvil, Tablet, PC, ordenador portátil o navegador de escritorio.
  • Usar variaciones de fuentes para enfatizar y llamar a la acción, del mismo modo, es imperante establecer el tamaño adecuado para mantener la jerarquía.
  • Contenido e imágenes relevantes. Presentar contenido genuino e imágenes de calidad para captar la atención de los clientes potenciales. Equilibrar objetivamente la cantidad de texto e imágenes. Ni mucho, ni poco sino lo necesario.

Recuerda que para generar conversiones también se requiere de prácticas estéticas que sea realmente atractivas para los usuarios. Así que no escatimes a la hora de pedir tu presupuesto para la página web e invierte en imágenes llamativas que realmente funcionen con tu marca.

¿Necesitas ayuda en el diseño de tu página web? ¡Hablemos!

Las páginas web lentas y poco atractivas quedaron en el pasado, nadie se conforma solo con intercambiar texto y pequeñas imágenes como con las primeras webs, es por ello que el ingenio del británico Tim Berners-Lee con el tiempo se ha ido adaptando a las necesidades de los usuarios, a las tendencias y a las demandas.

Un diseño web limpio, amigable, minimalista, con colores brillantes, iconos 2D, fuentes sencillas y más, tiene que ser los pilares en cualquier diseño de página web. Por el contrario, las sombras, degradados de color, texturas y los gifs animados son parte del ayer y requieren evitarlos. Elige lo mejor, pon tu proyecto web en manos de los que más saben de diseño web y revoluciona la presencia en Internet de tu proyecto.

La página web de tus sueños puede ser una realidad, empalmándola exitosamente a la mega autopista de la información, y para ello necesitas la ayuda de una empresa de diseño web.

Ya no tendrás que preocuparte por cómo aparecerá tu página en los dispositivos móviles o las velocidades de carga para impresionar a tus clientes; solo deberás pensar en el estilo de tu marca y confiar en la experiencia de nuestros profesionales en proyectos web. ¿Hablamos?

¡Explícanos tu idea y empecemos algo grande!

Trabajaremos juntos hasta lograr una página web hecha con cariño, fiel a tu negocio, que refleje tu personalidad, segura, rápida y muy bien posicionada en Google y demás buscadores. Sencillamente, ¡una web que te dé resultados!

¡Pídenos presupuesto!

Categoría:
  Diseño de páginas web

Dejar un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

2 × cinco =